El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó sanciones que van de uno a tres años de prisión para quien cometa este delito, previsto en las reformas a los artículos 177 Bis y 179 del Código Penal local.

Las penas señaladas se incrementarán en una tercera parte, en cualquiera de los siguientes casos: cuando además exista una relación jerárquica derivada de relaciones laborales, docentes, domésticas o de cualquier clase; o cuando la conducta del agresor se realice en la vía pública, instalaciones o vehículos destinados a prestar un servicio público.

El decreto surgió de una iniciativa presentada por el diputado del PRD, Iván Texta Solís, quien argumentó que en promedio tres mujeres al día acuden a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal para denunciar que les tomaron fotos o vídeos sin su consentimiento. En algunos casos el proceso de queja puede durar hasta 36 horas en completarse.

En un comunicado, la ALDF precisa que se consideran conductas de naturaleza sexual indeseable, las que se realizan sin el consentimiento de la víctima, y que atentan contra su dignidad: solicitar favores sexuales para sí o para una tercera persona; fabrique, imprima, grabe, transporte, exhiba, venda, reproduzca o haga circular por cualquier medio, imágenes, libros, revistas, escritos, fotografías, carteles, videograbaciones con implicaciones sexuales.

 

Fuente: Animal Político

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.