24.1 C
Mexico City
martes, diciembre 6, 2022

PRIME VIDEO SUPERA A NETFLIX EN EE.UU

Un reporte de la firma de análisis...

DISNEY YA PUEDE CAMBIAR LA EDAD DE SUS ACTORES

Los investigadores de Disney lanzaron FRAN, una...

NEURALINK ENFRENTA INVESTIGACIÓN POR MALTRATO ANIMAL

Neuralink, la compañía de neurotecnología de Elon...

En México se debe preservar la división de poderes y el Estado de Derecho. No es aceptable la presión a jueces

José Medina MoraEn México se debe preservar la división de poderes y el Estado de Derecho. No es aceptable la presión a jueces

En la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) condenamos el hostigamiento y acoso que jueces y magistrados sufren en el país a causa de las decisiones que, en apego a sus atribuciones y responsabilidades, han tomado y que se contraponen a las acciones emprendidas por el Gobierno de México y el Poder Ejecutivo Federal.

Consideramos que exponer y enjuiciar públicamente el actuar de quienes atienden lo establecido en nuestra Constitución, no sólo pone en riesgo su integridad y amenaza las libertades de todas y todos los mexicanos, sino que atenta gravemente contra la división de poderes plasmada en el artículo 49 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

A Coparmex, a través de un análisis de su Comité Jurídico y de Justicia, le preocupa que se viole sistemática y deliberadamente nuestra Constitución y que se ponga en peligro la sana división de poderes que es la clave de un Estado Democrático y de Derecho.

Nos parece alarmante que con ligereza se exhiba como negativo el actuar de los jueces y magistrados que, pese a las presiones, hacen su trabajo con estricto apego a derecho para revisar la legalidad y constitucionalidad de los actos de otros poderes como ha ocurrido en los casos y litigios de Ayotzinapa, el Tren Maya, la Ley de la Industria Eléctrica y el nuevo plan de estudios de la Secretaría de Educación Pública (SEP), entre otros.

Hacemos un llamado a que, en aras de preservar el equilibrio en nuestro país, se proteja la dignidad de la persona y su libertad de disentir, se preserve la división de poderes, el principio de pesos y contrapesos y se respete el Estado de Derecho.

Otro contenido