El papa Francisco enviará a Chile un emisario para examinar las denuncias contra un obispo acusado de encubrir el abuso sexual a niños por parte de un sacerdote.

A través de un comunicado, se explicó que el enviado, es experto en abusos sexuales y que era enviado después de que surgiera “nueva información” sobre el obispo de la sureña ciudad chilena de Osorno.

La Santa Sede informó que el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, viajará a Chile “para escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen” en el caso del obispo Juan de la Cruz Barros Madrid.

El papa Francisco parecía no estar al tanto de que las víctimas sostienen que Barros sabía de lo ocurrido, durante esta última visita del papa a aquel país, donde este controversia dominó durante todo el viaje.

El pontífice le dio su respaldo al obispo, expresando ante reporteros que creía en su inocencia.

La controversia en Chile dejó al descubierto las fallas del papa Francisco en el tema de abusos sexuales por parte de religiosos. Incluso uno de sus asesores más cercanos, el cardenal Sean O’Malley, le reprochó públicamente y trató de informarle sobre la verdad de los hechos.

El tema persiguió al papa desde que le dijo a un periodista chileno, en la visita a Chile, que las acusaciones contra Barros eran una difamación y que no podía hablar a menos que tenga pruebas. Francisco luego pidió disculpas por exigir pruebas a las víctimas pero insistió en su posición de que las acusaciones contra Barros no eran más que “calumnia”.

Cabe destacar que Scicluna fue el principal investigador de denuncias de abusos sexuales en la Congregación de la Doctrina de la Fe del Vaticano y fue instrumental en llevar a justicia al cura pederasta más notorio de Latinoamérica, el mexicano Marcial Maciel, fundador de la Legión de Cristo.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.