La transición rumbo al próximo gobierno no deja de ser compleja y con riesgos latentes en temas internos y externos. En lo coyuntural corresponde que el equipo del virtual presidente electo se sume a las pláticas en el Alianza del Pacífico; pero “las grandes ligas” tienen que ver con las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Hay señales que hablan de coordinación con el actual gobierno federal pero las dudas están presentes sobre qué visión prevalecerá en ambos espacios.

Se ha confirmado, vía Marcelo Ebrard, próximo secretario de Relaciones Exteriores (SRE), que Jesús Seade, jefe negociador del TLCAN propuesto por Andrés Manuel López Obrador, estará en Washington para participar en la renegociación del tratado el 26 de julio. “Hubo buena disposición y apertura en el equipo negociador que encabezan Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo”, escribió Ebrard en sus redes sociales lo que es significativo pues habla que Seade estará de lleno en las conversaciones.

A los pocos minutos, la Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó en un comunicado que en la reunión participará el doctor Jesús Seade Kuri, ”sujeto a las disposiciones legales aplicables“, es decir, podrá ser testigo y acompañante pero al no tener cargo oficial alguno, solo escuchará y su voz no tendría aún influencia directa en las conversaciones.

Los trabajos conjuntos no se detienen, pues como lo informó el propio Marcelo Ebrard, se reunió con el actual canciller Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, para preparar la participación del equipo de transición tanto en la renegociación del TLCAN y en la Alianza del Pacífico que se realiza en Puerto Vallarta. En la junta se reveló que también estuvieron presentes Graciela Márquez, Jesús Seade y Martha Bárcena.

Tal vez como pocas veces una transición sexenal requiere un trabajo tan cercano y preciso, al menos desde la parte diplomática y económica, con reuniones que definirán buena parte del futuro comercial del país. Si bien en la Cumbre de la Alianza del  Pacífico hay plena solidaridad con México tras el “terso” proceso electoral que se vivió, en el TLCAN las cosas son diferentes ante la tensión que generan un día sí y otro también los dichos de Donald Trump.

Desde Puerto Vallarta, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, ponderó que la participación del equipo de transición en la renegociación del TLCAN abre “una ventana de oportunidad” sobre el mismo; es decir, manda una “señal importante” desde México en el sentido de que sin importar el cambio de gobierno, “en negociaciones comerciales internacionales y en orientación de rumbo, hay una constante donde la visión del Estado Mexicano prevalece”, subrayó el funcionario.

Más aún en el caso del TLCAN donde al parecer hay pocos temas pero muy complejos; Guajardo insiste en dar un mensaje tranquilizador de que con el equipo de López Obrador “estamos enfrentando esto con una sola visión del Estado mexicano”. Por demás relevante el que reconozca que del lado estadounidense “claramente tienen una preferencia, por lo cual se esperaron un par de meses” para ya reiniciar las pláticas.

Es entonces que el gobierno de Peña Nieto irá dando poco a poco la estafeta, para que se mantenga el sentido de la negociación pero los negociadores lopezobradoristas ya tendrán pleno reconocimiento y sabrán de primera línea cómo y qué se negoció. Como ya se ha señalado en Político.mx este proceso puede ser el gran legado de la administración saliente a quien tomará el control del país a partir del 1 de diciembre.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.