El equipo de transición de López Obrador y la fracción de Morena en la Cámara de Diputados ya tienen lista la iniciativa de la Ley Federal de Austeridad.

Además de la eliminación de pensiones a ex presidentes, miembros del Congreso y del Poder Judicial de la Federación, la medida plantea la transformación de la Residencia Oficial de Los Pinos a un museo, la cancelación de fideicomisos públicos y la desaparición de oficinas de prensa.

En su calidad de presidente, AMLO ganará menos de la mitad de lo que Enrique Peña Nieto, siendo que no se adquirirán autos y equipo de cómputo nuevos, al menos durante el primer año de administración.

Para los funcionarios se eliminarán los bonos y se limitarán los viáticos, se cancelarán las partidas para seguros médicos mayores y no podrán ganar más que el primer mandatario.

Dado que con el ahorro derivado del combate a la corrupción, la eliminación de privilegios y la política de austeridad se impulsará el desarrollo del país, los impuestos no aumentarán en términos reales ni la deuda pública.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.