Por: Joaquín Quiroz | @joaquinquirozc | fb/porlalibrecolumna

Se necesita ser muy obtuso, para pensar que las y los visitantes extranjeros que llegan a México de vacaciones es nomás por mera inercia o por ocurrencia.

Sin duda para que lleguen miles de visitantes a México todos los días se requiere de promocionar los destinos, sin duda el éxito de la captación de turistas a nuestra entidad es además de las maravillas que hay, anunciarlas en distintos foros.

En la inopia mental de López Obrador y su secretario de Turismo Miguel Torruco, esto no se digiere o se entiende, y necios con el poner en funcionamiento el quimérico Tren Maya lo demás no importa ni interesa, se nota su hambre de negocio en el mismo.

Si la falta de promoción turística se prolonga hasta 2024 el gobierno federal perdería en recaudación fiscal unos 20 mil millones de pesos como consecuencia de la disminución en algunos indicadores como derrama económica, PIB y empleo.

Sin embargo parece ser que la mente de López y su operador de Turismo no lo captan ni lo entiende, su lento y lerdo aprendizaje, no les permite en lo absoluto entender tal y como lo dijeran los hoteleros el domingo pasado “si no enseñan no venden”.

El Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) no es exagerado en lo que dijo en el tenor de que la eliminación de presupuesto para la promoción turística de México en el extranjero por parte del gobierno federal fue como “matar a la gallina de los huevos de oro”.

La promoción y publicidad para el turismo es como la gasolina para los autos, sin ellos no se puede avanzar.

Los empresarios del sector que aporta el 8.7 por ciento del PIB nacional y genera 10 millones de empleos directos e indirectos, han solicitado retomar la promoción turística  mediante un nuevo organismo “más reducido y eficiente” que sume el esfuerzo tanto de la iniciativa privada como del gobierno, ya que las pérdidas también son para la administración pública en cuanto a recaudación fiscal.

De carpetazo se dijo adiós al Consejo de Promoción Turística de México y ello ya tiene consecuencias como el que los hoteleros ya registraron pérdidas de 15 por ciento en utilidades en el primer trimestre del año, de acuerdo con datos del CNET.

Tiene que haber una participación conjunta entre iniciativa privada y el Estado; una tarea de coordinación, porque el turismo no solamente beneficia a las empresas, beneficia a las familias, y beneficia también al gobierno.

Tal vez en las estrechas mentes de López y Torruco al pensar que los turistas no votan no les ven importancia, algo ilógico y estúpido sin embargo estos señores parece ser que no tienen limites cuando de torpezas se trata.

Sin duda el peor enemigo del Turismo en México se llama; Andrés Manuel López Obrador, quien parece ser llegó al poder con la única meta de reelegirse y de estar en una campaña permanente, a través de dádivas al pueblo sabio y bueno, es decir entregar en mano recursos monetarios.

Claro ha dejado López Obrador que su intención es solo llevar dinero en efectivo, a futuros votantes, ver algunos centavos más para los que ni estudian o trabajan (ninis) con ello patrocinar un “voto duro” y prepararse para 2021, en donde ya está tendiendo la camita para una reelección suya, lo mismo de sus diputados federales.

Situaciones prioritarias como la Seguridad, el Turismo, el bienestar de quienes pagan impuestos, y en general de quienes trabajan, eso no es urgente para el presidente, eso puede esperar, lo que urge es sumar votos y dar a las nuevas generaciones de votantes, el intercambio de sufragios por dádivas económicas.

Todo está cocinándose para una reelección y para un control absoluto, entre tener a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) como se tiene hoy al Congreso de la Unión, e ir avanzando en ganar posiciones en los Estados y los municipios para ir por un todo.

Distractores como el que no cante el himno nacional, el que se mentotée la madre con los españoles y demás situaciones es lo de menos  a López lo que le interesa son los votos sin importar que el país se sumerja en la inseguridad, la jodidez, ejemplo claro es a quienes tiene junto a él “gobernando”.

No hay más que echar un vistazo con el inepto secretario de Turismo Miguel Torruco, a quien ya le dicen “Ineptorroco” quien pese a ostentar una posición de primer nivel pareciera que conduce un auto fórmula 1 como lo es la Secretaría de Turismo (SECTUR) para ir a repartir pizzas y hacer diligencias.

La torpeza y excesos con los que Torruco se mueve quedan en evidencia, que López Obrador se rodea de ineptos para que no lo opaquen, ya que alguien con un poquito de cerebro o presencia lo desplazaría rápidamente, es por ello que tiene funcionarios como el titular de SECTUR, quien en cada aparición demuestra su incapacidad y torpeza.

El distractor del llamado Tren Maya, tiene entretenidos a varios, por lo que temas como si se tala la selva, si se entra en conflictos con ejidatarios y demás no se les da importancia, ya que todo indica que mientras se prepara este vehículo en el que se está yendo el dinero de promoción turística, mientras se hacen los tramites y demás se desvía la atención y también el dinero.

Y hoy en nuestro país no hay Tren Maya, ni un riel siquiera y el dinero para hacerlo que era el de promoción para el Turismo seguramente está o en campañas políticas como la de Puebla, o en la entrega de becas a ninis y a estudiantes de preparatoria, por ello hace muy bien el papel de secretario un inepto como Torruco.

De risa y pena ajena que el secretario al tianguis turístico de Acapulco haya ido hasta con el perico y en la inauguración de stands y pabellones, lleve a cortar listones cual funcionarias de primer nivel a su señora esposa y a su hija Gloria, que nada tienen que hacer ahí.

La primogénita de Torruco quien tuvo que salir del DIF Benito Juárez, luego de que llegó a querer sangrar las arcas de la institución pese a ser un cargo honorifico pero en donde quería que casi casi hasta el supermercado, llantas para su camioneta y lujos se le pagaran con el dinero de las y los cancunenses.

Bien pues hasta con el perico jaló Torruco a Acapulco, y su esposa e hija que parecieran orgullo de su nepotismo haciéndola de secretaria A y B de Turismo, en donde nada que hacer tenían las dos damas, así de juego y broma es la SECTUR con un secretario totalmente inepto que se distingue o por presentar stands de broma en ferias internacionales o de llevar a quien no a eventos oficiales.

Así pues que ni seguridad ni promoción turística interesa, es la conclusión a la que llegamos los mexicanos después de escuchar el discurso de Andrés Manuel López Obrador en el Tianguis Turístico de Acapulco.

A López Obrador le interesa todo menos el crecimiento del país, la Iniciativa Privada está viendo con desagrado que todo lo que se veía venir en caso de ganar López Obrador está pasando y peor de cómo se previó.

El populismo es lo de hoy torpemente, López Obrador no ve el potencial de lo que es la industria sin chimeneas y la importancia de los Estados que dependen de esta como Quintana Roo, ya que sin duda está atacando a patadas a la gallina de los huevos de oro, nomás porque pareciera ser no es ganso, ahí se entiende como es que tiene encargado de SECTUR a alguien que no rebuzna porque no sabe la tonada como Torruco Marqués.

Los hoteleros le demandaron destinar 125 millones de dólares anuales a la promoción turística de México y él respondió que para fomentar la llegada de visitantes lo más efectivo es reducir la pobreza y la violencia con la Guardia Nacional que, dijo, tendrá como prioridad la seguridad pública de los ciudadanos y no el combate al narco.

No habrá entonces apoyo federal a la promoción turística, mermada por la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México y adosada a los gobiernos de los estados que se sostienen  del turismo; mejor dicho, a esos ciudadanos que han salido de los márgenes de pobreza a través de los empleos y oportunidades de desarrollo que ofrece la industria del hospedaje.

Así que la violencia en el país aumenta, el turismo disminuye, el populismo a la alza y el fomentar inversiones, conservar empleos formales bien pagados, y el avanzar es algo que a López Obrador no le interesa, lo cual es grave y de proporciones inimaginables si no se da un golpe de timón.

Sin duda la falta de operatividad, torpezas y aprendizaje del gobierno de México, y la cascada de errores que han cometido los funcionarios de la administración de Andrés López Obrador, incluyéndolo a él mismo, es como las aburridas e improductivas conferencias mañaneras, el pan de cada día.

Entre las desafortunadas acciones y tonterías protagonizados por López Obrador, sumado a la ineficacia de legisladores, ediles y funcionarios emanados de la llamada Cuarta Transformación.

Desde la señora esposa del presidente provocando altercados innecesarios con España, pasando por ediles que hacen bullying a menores de edad como el de Ahome Sinaloa que dijo a una pequeña “tienes una obesidad espantosa y horrible” frente a sus compañeros de escuela y las cámaras que lo grabaron.

O la vergüenza de senadores de MORENA que están eligiendo a los representantes de la Comisión Reguladora de Energía, que nomás no rebuznan porque no se saben la tonada, y están escogiendo lo más malo de lo peor para dicho cargo, mayoriteando y pisoteando una institución como el Senado.

Y recuerden… Esto es Sólo para Informad@s, si ustedes no estuvieran ahí leyendo yo no estaría aquí escribiendo, y si ser Malix el Huso Horario el pin, el Whatsapp, el Facebook, Twitter, la CFE, los trolles y la BlackBerry nos lo permiten nos leemos pronto dios mediante pero que sea Xlalibre 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.