Estados Unidos sacó de Rusia en 2017 a un alto cargo ruso que había confirmado el papel directo del mandatario Vladimir Putin en la operación de injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales estadunidenses que dieron el triunfo a Donald Trump, informaron varios medios.

La fuente, que había estado proporcionando información durante décadas, tenía acceso a Putin y había enviado documentos de alto nivel del despacho del mandatario ruso, informó CNN.

La cadena televisiva dijo que el espía fue sacado de Rusia en 2017 debido a la preocupación de que el presidente Donald Trump o su gabinete pudieran exponerlo ante un reiterado mal manejo de información clasificada.

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) refutó el informe. Su directora de relaciones públicas, Brittany Bramell dijo a CNN:

Especulaciones acerca de que el manejo por parte de nuestro presidente de información de inteligencia sensible, a la que tiene acceso todos los días, llevó a un operativo de extracción, son equivocadas”.

El reporte de CNN no es solo incorrecto, tiene el potencial de poner vidas en peligro”.

Cuando el corresponsal de NBC se acercó a la casa, dos hombres, que se identificaron como amigos del ruso, aparecieron de improviso y le preguntaron por qué quería hablar con el ocupante.

FUENTE: EXCÉLSIOR.COM.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.