Por: Enrique Guillén Mondragón | @eguillen_m | Fb/EnriqueGuillenMondragon

Fomentar las habilidades entre las y los jóvenes que están cursando la educación técnica y superior, se ha vuelto cada vez más relevante para el progreso de los países y por ello CANACINTRA ha asumido como parte de su agenda industrial, un compromiso con la educación dual, las alianzas de triple hélice y con la certificación de competencias.

Para la Industria, la innovación es uno de los elementos más importantes, ya que agrega valor a nuestros productos y servicios. Con la finalidad de lograr un avance consistente y mantenernos en el mercado es muy importante contar con el mejor talento, por ello es fundamental estrechar el vínculo entre la empresa y el salón de clases.

 

Desde el sector privado hay mucho que aportar en el gran reto que supone cerrar la brecha entre las destrezas que las empresas necesitamos y las destrezas que las escuelas impulsan en el desarrollo de sus alumnos; existe un vínculo indisoluble entre la empresa y el aula, entre el mejoramiento de las habilidades laborales y la oportunidad de recibir mejores sueldos.

 

Fortalecer los estándares mínimos de habilidades requeridas por los estudiantes para completar con éxito su educación e insertarse en el mercado laboral, así como desarrollar competencias básicas como habilidades sociales y emocionales resulta igual de importante que equipar a los alumnos con habilidades TIC y cognitivas que les serán útiles en un mundo donde las nuevas tecnologías y el Internet de las Cosas están cada vez más presentes en los procesos administrativos y fabriles de las empresas.

 

Es así que fomentar las habilidades entre las y los jóvenes que están cursando la educación técnica y superior, se ha vuelto cada vez más relevante para el progreso de los países y por ello CANACINTRA ha asumido como parte de su agenda industrial, un compromiso con la educación dual, las alianzas de triple hélice y con la certificación de competencias.

 

En lo referente a la capacitación de los trabajadores, las y los Industriales de Transformación tenemos claro que ésta sólo ocurre en las empresas formalmente establecidas que reconocen una relación jurídica con sus colaboradores y por ello, CANACINTRA es una firme impulsora del mejoramiento del clima de negocios y de los estímulos que incentivan a la economía formal.

 

Organizaciones como la OCDE han diagnosticado y recomendado a los gobiernos de economías emergentes como la mexicana, diseñar políticas públicas orientadas a cerrar las brechas existentes entre el uso de nuevas tecnologías y las habilidades de la planta laboral, por lo que CANACINTRA cree firmemente que la clave se encuentra en reconocer al conocimiento como el mejor generador de valor agregado y actuar en consecuencia.

 

Por ello, refrendamos la vigencia de la agenda industrial de CANACINTRA y seguimos impulsando el trabajo conjunto entre la iniciativa privada, el sector público, las instituciones educativas y los trabajadores porque cuando actuamos en conjunto y buscando metas en común, nuestra incidencia en el desarrollo nacional es más fuerte, lo cual se traduce en mejores oportunidades para trabajadores y jóvenes, eleva la productividad nacional y ayuda a construir relaciones sociales basadas en  el reconocimiento del talento y del esfuerzo individual.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.