ESTRENO EN HOLLYWOOD: VIOLACIONES

Por: Vanessa Guerrero Belmont | @Vannbelmont | vanessagbelmont@gmail.com

La mayoría de nosotros disfrutamos de manera ciega el cine hollywoodense y todo lo que tiene que ver con ello. Las películas de superhéroes, de soldados e incluso las románticas nos hacen ver la industria del cine como maravillosa e incluso perfecta. Han logrado manejar la imagen cinematográfica tan exitosamente que es difícil imaginarse que los monstruos que vemos en sus películas no son ajenos a la realidad.

 

Es 2018 y seguimos tratando con miles de casos de abusos contra la mujer, y para su sorpresa esta industria es una de las estrenadas en este tema. Una encuesta que han realizado a 843 mujeres del mundo del entretenimiento ha concluido que el 94% de ellas ha sufrido acoso sexual durante sus carreras en Hollywood.

 

No me dejarán mentir pero estoy segura de que están al tanto que son muy pocas las mujeres reconocidas bajo esta industria, en su mayoría los hombres son los que reciben el crédito por las grandes películas. Y no me lo tomen a mal reconozco el éxito de muchos de ellos, pero aquí la problemática es el hecho de que las mujeres por falta de voz y dominadas por el género masculino hayan vivido en el miedo de desenmascarar a sus agresores.

 

Sin embargo, el pasado septiembre varias víctimas se unieron para romper el silencio. Este ha sido el caso más grande de acusaciones en el mundo del cine, pues se recopilaron hasta 80 testimonios de mujeres que aseguran haber sido víctimas de acosos de uno de los productores más poderosos e influyentes de la industria, Harvey Weinstein.

 

Este fenómeno puede considerarse uno de los más relevantes del año 2017 y uno de los propulsores de un cambio en la forma de lidiar, afrontar y castigar el acoso. Entre las mujeres que fueron víctimas de estos acosos se encuentran: Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow. Consecuentemente, el productor fue despedido de su propia compañía y dejó de formar parte de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas a cargo de los Premios Oscar.

 

Pero este no es el único caso que ha salido a la luz, el famoso actor Kevin Spacey  fue repetidamente acusado de obligar a menores de edad a mantener relaciones sexuales con él, esto lo llevó a la suspensión de su mayor proyecto con Netflix y otras películas.

 

A este punto pueden pensar que estos hombres ya han sido condenados por parte de las autoridades, pero no es así, hasta ahorita siguen en investigación y con la probabilidad de salir impunes.

 

A su vez, no me parece de gran asombro que sigan impunes, pues a esta industria hay que manejarla con cuidado ya que es una de las más millonarias a nivel mundial, y sería un gran desprestigio que siguieran destapando este tipo de acusaciones, pues un estudio revela que sólo una de cada cuatro denunció estas experiencias por miedo a posibles consecuencias laborales o personales. De las que sí lo hicieron, el 72% sostiene que hacerlo público no las ayudó en nada. Además, el 75 % de las mujeres afirmó que fue testigo de comentarios sexuales inapropiados contra otras empleadas.

 

Nos podemos referir a miles de estudios basados en acusaciones con caso omiso ante grandes representantes de la cinematografía. Pero no podemos esperar más si el mismo círculo en el que se desenvuelven estas acciones son más silenciosos que si fuera alguien externo. El miedo al fracaso ha llevado a las víctimas a darles vida a los monstruos que actúan en estas películas. El silencio debe ser roto y así dejar la manipulación hollywoodense de la que muchos ya nos hemos dado cuenta.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.