Najib Razak, ex primer ministro de Malasia, enfrenta 21 cargos por peculado, en relación al desfalco al fondo estatal 1Malaysia Development Berhad (1MDB), que él mismo creó en 2009.

Primeras investigaciones refieren que desvió dos mil 600 millones de ringgits (alrededor de 627 millones de dólares) a cuentas personales en los bancos Amlslamic y Tanore Finance Corporation.

Este jueves, el ex jefe de gobierno compareció ante el Tribunal de Sesiones de Kuala Lumpur, donde se declaró inocente de cada cargo, alegando que parte del dinero lo obtuvo de donativos de Arabia Saudita.

En conformidad con la Ley de Financiamiento Antilavado de Activos y Antiterrorismo, Razak podría alcanzar una pena en prisión de hasta cinco años, efectuar el pago de cinco millones de ringgits o ambas.

El desfalco al 1MDB es investigado en al menos seis países, incluyendo Singapur, Suiza y Estados Unidos.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.