Con el apoyo de un grupo de priistas, el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, exigió al dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, analizar su permanencia en el cargo, y si el caso lo amerita, dimitir a él para que los militantes del partido elijan al líder del tricolor de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

Por medio de una carta dirigida a Ochoa Reza, el grupo interno del Revolucionario Institucional manifestó su rechazo al aumento de los precios de las gasolinas y apuntó que al PRI le corresponde exigir que se dé marcha atrás al incremento.

En el texto, los militantes tricolores señalan que la liberalización de los precios de las gasolinas es un duro golpe a la economía de los mexicanos, además de que la medida no se justifica con el argumento del incremento de los costos del petróleo.

Al afirmar que con el alza de los combustibles “todo sube”, Ruiz expresó que el gobierno federal tenía otras opciones, como la reducción de los salarios de altos funcionarios, así como la posibilidad real de emprender un combate a la corrupción.

Ante dicha situación, los priistas inconformes exigieron que “se agoten primero todas las posibilidades de ahorro en el gasto público antes de volver a golpear al ciudadano de la calle”.
En relación a la permanencia del dirigente nacional del PRI, los priistas apuntaron: “Licenciado Ochoa, en 2012 votaron por nuestro partido 18 millones de mexicanos, militantes y simpatizantes que nos permitieron recuperar la Presidencia de la República y que hoy se sienten abandonados y defraudados”.

Con información de El Financiero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.