Extrabajadores de la extinta Ruta 100, desaparecida en 1995, se manifiestan en la casa de campaña del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para pedir que en el próximo gobierno haya una solución a sus demandas económicas.

De acuerdo con información de La Jornada, la empresa de transporte de Ciudad de México estaba conformada por doce mil 4 trabajadores, y que en la disolución solo se les pagó al 72 por ciento. De esta manera, señalaron, aún se les adeuda 28 por ciento de la liquidación, así como cinco años de salarios caídos.

En las oficinas de casa de campaña de López Obrador se les recibió un documento, así como a una comisión de cuatro extrabajadores para presentar las pruebas del adeudo.

Por último también hacen un reclamo al pago de la pensión del ISSSTE y el reparto de fideicomisos, así como el patrimonio sindical.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.