El último presidente de facto de Argentina (1982-1983) y que fue condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad, Reynaldo Bignone, falleció el día de hoy a los 90 años.

El ex militar murió en el Hospital Militar Central de Buenos Aires, donde estaba internado.

En Diciembre de 1983, entregó el mando al primer jefe de Estado de la actual democracia, Raúl Alfonsín, luego de que hubiera ganado las elecciones realizadas después de 7 años de una sangrienta dictadura.

 

Fue acusado de cometer, durante su régimen: robo de bebés, torturas, privaciones ilegales de la libertad y asociación ilícita.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.