El Washington Post reportó que agentes del FBI allanaron una casa perteneciente a Paul Manafort, el exjefe de campaña del presidente Donald Trump, como cumplimiento a una orden de registro para buscar ciertos documentos en la residencia, ubicada en Alejandría, Virginia.

De acuerdo con el diario estadounidense, el cateo tuvo lugar el 26 de julio, un día después de que Manafort se reunió con miembros de la Comisión de Inteligencia del Senado, esto como parte de las investigaciones de la supuesta injerencia rusa. 

La orden de cateo indica que los investigadores tienen razones para creer que Manafort no entregará todos los documentos pertinentes a la investigación, como lo ha ordenado un gran jurado federal.

En declaraciones a ABC News, un portavoz de Manafort, Jason Maloni, confirmó que el FBI ejecutó la orden y aseguró que coopera con las autoridades, “y con otras investigaciones serias, y lo hizo nuevamente en esta ocasión”.

El diario reveló que algunos de los documentos que fueron sustraídos de la casa de Manafort por los agentes del FBI, incluían materiales que éste ya había proporcionado al Congreso.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.