El Tren Maya y la refinería propuestos por Andrés Manuel López Obrador serán llevados a consulta participativa al igual que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), dijo Román Meyer Falcón, próximo secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

“Sí, en refinerías, tren maya, en cualquiera de los megaproyectos se tendrá que llevar un proceso de consulta participativa, también vamos a respetar el mismo proceso”, dijo.

Entrevistado al finalizar el foro ‘Impacto Urbano y de Suelo del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México’, en el Club de Periodistas, Meyer señaló que Rogelio Jiménez Pons, próximo encargado de Fonatur, se encargará del mismo proceso para la consulta del Tren Maya.

“Estamos en proceso de determinar cuáles serían los mecanismos, pero también se llevaría a cabo”, afirmó.

Tiempo después, el equipo de Román Meyer envió un comunicado precisando que las obras del gobierno electo deberán tener un proceso participativo con foros y debates, similares a las del Nuevo Aeropuerto, pero sin tener que llegar a las urnas a consulta.

“Cuando decimos que todas las obras del próximo Gobierno federal tendrán consultas participativas, me refiero a procesos democráticos y a foros escucha. Foros, espacios de consulta, de debate y de análisis con la ciudadanía, con los pueblos originarios, con las comunidades”, señala en el comunicado.

De acuerdo con Andrés Manuel López Obrador, la licitación para el Tren Maya sería dada a conocer a partir del 1 de diciembre. El próximo presidente también dijo la semana pasada que el 80 por ciento de la población del sureste está de acuerdo con la construcción.

Se estima que el ferrocarril tenga una longitud de mil 525 kilómetros, conecte a los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Chiapas y Tabasco. El costo del tren podría elevarse hasta 150 mil millones de pesos y tardaría 4 años en ser construido.

En cuanto a la refinería, AMLO señaló que ésta se construiría en el puerto de Dos Bocas, en Tabasco.

Sobre al señalamiento del titular del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, de que la consulta ciudadana que se realizará del 25 al 28 de octubre para definir el futuro del NAIM no tiene sustento legal, Meyer Falcón aseguró que no se trata de un ejercicio improvisado.

“El INE podrá tener su opinión al respecto, es una decisión que se va a llevar a cabo en las próximas semanas y consideramos que es una opción que se le da a la ciudadanía para que se tome en cuenta a la población”, agregó.

El miércoles, Córdova aseveró que la consulta sobre el nuevo aeropuerto no tiene sustento legal y remarcó que el INE no puede actuar más allá de las bases legales a las que está obligado, por lo que no intervendrá en el tema de la consulta sobre el NAIM.

Respecto a los foros informativos sobre el nuevo aeropuerto, Román Meyer Falcón afirmó que los espacios impulsados por Morena no son tendenciosos, ni muestran algún tipo de inclinación.

“Prácticamente no, diría que no es tendencioso porque van a haber especialistas a favor y en contra. Buscamos un panel mixto, con un carácter técnico que podrían responder a favor o en contra en cualquiera de las dos opciones”, dijo sobre el foro de impacto urbano y de suelo que organizó en el club de periodistas.

En el Club de Periodistas, Meyer Falcón se sumó a la promoción de la consulta ciudadana que se realizará del 25 al 28 de octubre.

FUENTE: ELFINANCIERO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.