Por: Luis Alfonzo González Pozo

El involucramiento de los colaboradores en decisiones que atañen a la organización se refiere a escuchar la voz del colaborador y hacerlo partícipe de la mejora del ambiente laboral o del propio trabajo.

 

Durante el trayecto de mi vida laboral he tenido la oportunidad de participar en la implementación de diferentes sistemas de calidad para diferentes empresas y organizaciones, cada una de ellas es única y, aunque el fin que se persigue es lograr la satisfacción de los clientes mediante productos que satisfagan sus requerimientos, es importante saber que el éxito de esta gestión de la calidad debe considerar por lo menos cuatro factores básicos:

 

  1. Compromiso de la Dirección y de su personal ejecutivo.
  2. Personal involucrado e informado.
  3. Capacitación del personal.
  4. Mantener contacto con el cliente.

 

 

  • Compromiso de la Dirección y de su personal ejecutivo: Hace algún tiempo tuve la oportunidad de acompañar a un Secretario de Gobierno en su primer día de trabajo, comenzó a recorrer las instalaciones y a presentarse con los colaboradores de las diferentes áreas, de repente se acercó a él una de las personas que estaban encargadas de la intendencia, le estrechó la mano, se presentó con él le dijo: “señor Secretario, yo soy sólo el intendente de ésta Secretaría, pero quiero recordarle que las escaleras se barren de arriba hacia abajo”. Aún puedo recordar la cara del Secretario, al finalizar su recorrido se dirigió a su oficina, e inmediatamente escribió en un papel esa frase, al día siguiente la misma se encontraba en un marco en la pared principal de su oficina, ésta día con día le recordaba la importancia de compartir las políticas, los objetivos, los resultados y las acciones con todo su personal. Si la Alta Dirección no se encuentra comprometida con la calidad del producto, con su participación en el desarrollo de las Planeaciones y toma de decisiones de la organización, ¿qué podríamos esperar de los demás?

 

La Alta Dirección o el personal ejecutivo debe demostrar el más alto nivel de compromiso hacia la calidad, ese compromiso conlleva a obligaciones y responsabilidades que serán el pilar principal para el crecimiento o fracaso de la organización, este compromiso debe ser real, no un mero trámite, se debe de mantener una actitud, ejercer liderazgo, debe ser un compromiso probado de tal forma que se mantenga un ambiente de trabajo en el que el personal se vea involucrado en el logro de los objetivos de la Dirección; si la Dirección no transmite a su personal ilusión, optimismo, interés, el fracaso será inminente.

Todas las actuaciones y el compromiso de la Dirección deben ejercerse siempre dentro de los límites que establecen los principios de la gestión de la calidad.

 

  • Personal Involucrado e informado: Formar parte de una empresa no solo implica ir a la oficina cada día, sino que implica ser uno más de la organización; y esto es algo que desde el órgano administrativo de la empresa se tiene que tener en cuenta. Implicar a los trabajadores en el funcionamiento de la empresa supone un mayor compromiso por parte de estos; y al final esto se traduce en una mejora de los resultados de la empresa.

 

Si la empresa realmente quiere crecer es importante que involucre a sus empleados en la toma de decisiones; el sentirse valorado dentro de la organización es un elemento clave para la productividad, el ser reconocido es algo que cualquier empleado busca cuando desempeña sus funciones. La gestión participativa supone la satisfacción por un lado de las necesidades de autorrealización de los trabajadores, y por otro la necesidad de solucionar los problemas que surgen en la empresa.

 

El involucramiento de los colaboradores en decisiones que atañen a la organización se refiere a escuchar la voz del colaborador y hacerlo partícipe de la mejora del ambiente laboral o del propio trabajo.

 

  • Capacitación del personal: La capacitación son conocimientos teóricos y prácticos que incrementan el desempaño de las actividades de un colaborador dentro de una organización. Actualmente, ya no es requisito para entrar a determinada institución sólo un título universitario y un postgrado, sino también que el trabajador esté constantemente capacitándose para que tenga un eficaz rendimiento laboral.

 

La capacitación laboral es la respuesta a la necesidad que tienen las organizaciones o instituciones de contar con un personal calificado y productivo, mediante conocimientos teóricos y prácticos que potenciará la productividad y desempeño del personal. En la actualidad, la capacitación en las organizaciones es de vital importancia porque contribuye al desarrollo de los colaboradores tanto personal como profesional. Por ello, las empresas deben encontrar mecanismos que den a su personal los conocimientos, habilidades y actitudes que se requiere para lograr un desempeño óptimo durante toda la estadía del trabajador dentro de la organización.

 

Las empresas han comprendido la importancia de que la capacitación no se trata de un gasto innecesario, sino de una inversión mucho más productiva, teniendo resultados positivos y con mayores beneficios tanto económicos, como de calidad y productividad en la organización y en lo propio con el trabajador.

 

  • Mantener contacto con el cliente: Hay empresas que aún no se dan cuenta que los clientes son el corazón de cualquier negocio, y aquellas que no logran formar una relación sana y de respeto entre ambos están destinadas al fracaso. Es importante que toda empresa que ofrece algún producto o servicio desarrolle estrategias para estar comunicado con sus clientes, con el fin de brindarle un seguimiento y poder implementar una mejora contínua de los productos o el servicio a ofrecer. Manteniendo una buena comunicación con los clientes y brindando un buen servicio obtenemos su fidelidad

 

Captar nuevos clientes es una labor muy importante, retenerlos y conservarlos es una labor que día con día debemos realizar manteniendo comunicación o contacto con ellos. Los clientes siempre han sido, y seguirán siendo, el mayor activo de toda empresa; sin ellos no hay nada… Por lo tanto, es de suma importancia conocer sus intereses, deseos, preferencias y necesidades.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.