En recientes días, paleontólogos han descubierto restos de ictiosaurio hembra, que se encontraba preñada al momento de su deceso, con los restos de entre seis y ocho pequeños embriones entre sus costillas.

Este nuevo espécimen fue estudiado por los paleontólogos Mike Boyd y Dean Lomax de la Universidad de Manchester. Fue descubierto en algún punto del 2010 cerca de Whitby, North Yorkshire y se cree es del jurásico temprano. El fósil se encontraba en poder del conocido coleccionista de fósiles Martin Rigby, quien pensó que el fósil podría ser un bloque de embriones. Más tarde, Dean confirmaría la sospecha y el fósil pasaría a ser adquirido por el museo de Yorkshire.

Estos animales eran reptiles acuáticos que dominaban los mares del Jurásico, ellos daban a luz crías vivas en lugar de poner huevos, y no necesitaron volver a la tierra, ni siquiera para propósitos de reproducción. Eran animales carnívoros y se alimentaban principalmente de otros reptiles, peces y otros invertebrados marinos; como los belemnites de calamar.

Los fósiles de esta especie son muy comunes en el Reino Unido y se encuentran a menudo en rocas del Jurásico. Sin embargo, solo cinco especímenes de ictiosaurio de Gran Bretaña se han encontrado con embriones y es el primero que incluye dicha cantidad, ya que ninguno de los demás encontrados presentaba tantos embriones.

 

Fuente: eluniversal.com.mx

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.