Una vez que se controló el incendio en Holbox y no hay riesgo de que se reavive, existen las condiciones para que inicien los peritajes y delimitación de la zona afectada por el fuego, dijo el gerente estatal de la Conafor, Rafael León Negrete.

Sin embargo, la Procuraduría Federal de Protección de Protección al Ambiente (Profepa) concluyó que el incendio ocurrido el fin de semana pasado en el Área Natural Protegida (ANP) Yum Balam, en la isla de Holbox, Quintana Roo, fue provocado y afectó 87 hectáreas.

“El fuego se inició en 10 puntos distintos que están señalizados, ese es un indicio importante y hay presencia humana porque existe marcaje en los árboles. Hubiera sido difícil que un fenómeno natural hubiera lograrlo propagar el fuego a esa dimensión y con esa velocidad en pocos días”, dijo el titular de Profepa, Guillermo Haro, reportó Reforma. 

León Negrete agregó que en las próximas horas, personal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ingresarán de nueva cuenta para determinar con precisión cuál es la superficie afectada.

En entrevista telefónica desde Kantunilkín, el funcionario detalló que el incendio está controlado al 100 por ciento, sin problemas de que siga avanzando, por lo que personal entrarán a realizar una verificación final, determinar también cuál fue el perímetro total que se quemó.

León Negrete explicó que con base en el artículo 117 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable lo que procede es que aquellos incendios que son provocados pasan a una veda de 20 años y eso es lo que se determinará posteriormente.

Detalló que los peritajes de la Profepa determinarán si fue provocado o no el fuego. “A final de cuentas todas las superficies que son quemadas quedan protegidas en ese sentido, pasen a veda de 20 años”, aseguró.

Manifestó que se podría llegar al responsable y aunque es complicado, el culpable tendría que pagar los daños ambientales, más los costos que se generaron para combatir el siniestro.

Sobre la condición de los terrenos, expuso que son propiedad del ejido Holbox, que se encuentran dentro del Área Natural Protegida Yum Balam, que en este momento tampoco puede ser tocado porque no hay un plan de manejo.

“El terreno en este momento no es susceptible de desarrollarse, carece de las condiciones legales pues no se tiene ese plan de manejo”, dijo.

Reiteró que no hay presencia de mangle en la zona afectada, que es mayoritariamente palma chit, prácticamente en un 80 por ciento y el resto fueron pastos de la región, pero no se puede descartar la afectación a la vida animal, por ejemplo los reptiles que quedaron atrapados por el incendio.

Con información de Notimex

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.