Ante la posible desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), como lo planteó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, académicos recordaron que ese organismo es mucho más que la instancia encargada de la evaluación docente.

Subrayaron que el INEE también genera indicadores educativos, realiza evaluaciones de aprendizaje, entre otros, y recordaron que desde hace meses hay un proceso de nivelación para reducir las brechas salariales en el instituto.

“Con la información generada por el INEE acerca del funcionamiento del sistema educativo nacional, la sociedad mexicana tiene herramientas para cuestionar, con razón y fundamento, las políticas educativas e imaginar posibles soluciones”, señalaron.

En una carta dirigida al Presidente electo y al futuro secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, los académicos enfatizaron que “el INEE nos ayuda a conocer el estado de la educación y los avances en relación con el cumplimiento del Artículo 3º de la Constitución, así como de los acuerdos internacionales que México ha suscrito en relación con el derecho a la educación”.

La semana pasada, durante una gira por Durango, López Obrador anunció la desaparición de ese organismo, al argumentar que “fue creado por un régimen corrupto en el cual se colocan allegados, a quienes se les asignan salarios superiores a los 200 mil pesos mensuales”.

“Los que se están quejando tienen todo su derecho, porque ya no va haber un Instituto de Evaluación. ¿Qué hacen estos corruptos, salvo honrosas excepciones?”, dijo el presidente electo.

Al respecto, Bernardo Naranjo Piñera, consejero de la Junta de Gobierno del INEE, rechazó que un consejero de esa institución reciba un salario de 200 mil pesos mensuales, y aseguró que el salario neto “equivale por Ley al de un subsecretario, es decir, 65 por ciento de aquel monto, y desde hace meses hay un proceso de nivelación para reducir brechas entre el personal: reducir a los de arriba y elevar a los de menor ingreso”.

Sin embargo, el consejero consideró que ante una inminente y necesaria transformación en ese organismo, “las prioridades son defender los principios académicos y técnicos del instituto, y resaltar la calidad de sus técnicos”.

FUENTE: ELFINANCIERO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.