La paradoja se cuenta sola: en el día en que se conmemoraba nuestra Independencia (así, con mayúscula) el próximo presidente de México planteó “desaparecer” una de nuestras pocas ventanas que exhiben fortaleza, ventajas y atractivos del país hacia el mundo: a bote pronto aseguró que terminaría con ProMéxico. La discusión se desató sobre el costo-beneficio de oficinas en el extranjero que en mayor o menor medida han traído la tan necesaria inversión para crear empleos y desarrollo. Como verdad de perogrullo, esto apenas empieza.

En una breve entrevista con medios de comunicación después de hacer una guardia de honor por el grito de independencia en Ocoyoacac, Estado de México el 15 de septiembre, Andrés Manuel López Obrador dijo que se acabarán con los privilegios de la clase política incluyendo a los funcionarios que trabajan en el exterior.

“Hay un programa que se llama ProMéxico, supuestamente para promover inversiones, tienen oficinas en otras partes del mundo. El Fomento para el Turismo, lo mismo (tiene) oficinas en otras partes del mundo. Hay funcionarios de Sedesol en el extranjero. Y todo eso, claro que se termina” fue su explicación, para entonces acotar que serán reemplazados por el trabajo que realizarán la Secretaría de Relaciones Exteriores y las embajadas en el nuevo gobierno.

Una semana después, el equipo de transición informó que desaparecerán las 46 oficinas que ProMéxico tiene en el mundo debido al alto presupuesto que maneja. De poco ayuda para su imagen reportajes periodísticos que con una postura simplista indican que “los mexicanos pagaron 48.2 millones de pesos a tan solo 20 empleados…”

ProMéxico es un fideicomiso del gobierno perteneciente a la Secretaría de Economía a través del cual promueve el comercio y la inversión internacional. Su titular, Paulo Carreño King, titular del organismo, puso sobre la mesa que por primera vez en la historia la Inversión Extranjera Directa (IED) en el país rebasará la cifra de 200,000 millones de dólares.

Estimó que cuatro de cada 10 dólares que se invierten en nuestro país “han sido celosamente atendidos, conducidos y guiados por todos nuestros consejeros en el mundo”.

FUENTE: POLÍTICO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.