Irán registró este domingo un nuevo récord diario de decesos por COVID-19, 163, en una jornada en la que entró en vigor el uso obligatorio de mascarillas en espacios cerrados concurridos para intentar contener la pandemia.

La portavoz del Ministerio de Salud, Sima Sadat Lari, informó que en las últimas 24 horas se contabilizaron 163 muertes, lo que eleva el total en el país desde el inicio del brote a 11 mil 571.

El pasado 29 de junio hubo 162 muertes, lo que supuso el número más alto hasta el récord de esta jornada desde el 4 de abril, cuando los decesos fueron 158.

Irán, el país de Oriente Medio más afectado por la pandemia, logró reducir sus datos diarios de contagios y fallecimientos entre mediados de abril y principios de mayo, cuando las cifras fueron de tres y dos dígitos respectivamente, pero aquellos han vuelto a repuntar.

Fuente: https://lopezdoriga.com/

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.