Japón podría adoptar la medida de cobrar las bolsas de plástico en tiendas y supermercados con el fin de reducir su uso.

El Ministerio de Medio Ambiente planteará formalmente el objetivo junto con la reducción de desechos por botellas y popotes, el 19 de octubre, de cara a la cumbre del G20 que albergará en 2019.

Bolsas de plástico en el mar afectan a animales marinos. Foto de Internet

Dada la preocupación de cómo afectaría la medida a los consumidores, las autoridades pulirán la iniciativa, de la que hasta el momento se desconoce cuándo entrará en vigor.

Expertos detallan que las bolsas de plástico consumen grandes cantidades de energía para su fabricación, además de estar compuestas de sustancias derivadas del petróleo que tardan en degradarse más de medio siglo.

Su inadecuado desecho se traduce en afectaciones a animales marinos, que mueren por ingerirlas o enredarse en ellas.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.