Japón condenó a la horca a un ciudadano peruano que mató a seis personas en 2015.

La corte de distrito de Saitama condenó a Jonathan Nakada, de 32 años, por los asesinatos cometidos en Kumagaya, al norte de Tokio.

Nakada entró en tres viviendas matando a una pareja en una de ellas y a una mujer de 84 en otra.

La policía detuvo a Nakada en la última casa, donde había acabado con la vida de una mujer de 41 años y de sus dos hijas de 7 y 10.

Durante el arresto, Nakada se apuñaló varias veces en el brazo, se hizo una cruz en el pecho y luego se tiró desde una segunda planta, por lo que su defensa argumentó problemas de salud mental, sin embargo, el tribunal rechazó el argumento.

Según el juez Naoto Sasaki, los investigadores demostraron que la intención de Nakada era robar y asesinar y que era perfectamente consciente de las consecuencias.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.