Durante la segunda audiencia que se celebró en Guatemala, el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa aceptó la extradición a México por considerar que las acusaciones en su contra son infundadas, ligeras, vagas, imprecisas e irrisorias y que todo forma parte de un tema mediático del actual jefe estatal Miguel Ángel Yunes.

Durante la audiencia, Duarte de Ochoa aseguró que las acusaciones que le imputa el actual gobernador de la entidad, Miguel Ángel Yunes, además de irrisorias, son una falta de respeto a la justicia de Guatemala.

Ante este escenario, Duarte de Ochoa, aceptó ser extraditado a México para enfrentar los delitos de los que se le acusa en Veracruz y ante el juez de Guatemala, Saúl Martínez, negó las acusaciones en su contra.

Cuando finalizó la audiencia la defensa de Duarte de Ochoa entregó un comunicado en el cual especifica que estas denuncias carecen de validez y por tal motivo vendrán a México para dar la cara y enfrentarlas por lo mal hechas que están.

“Por considerar estas acusaciones infundadas, ligeras, vagas e imprecisas, quiero referir que el gobierno de Veracruz, la actual administración me acusa y hace uso de recursos, inclusive, vino hasta acá el fiscal general del estado, gastando recursos del erario público con dos acusaciones que verdaderamente son irrisorias, una siendo yo ya exfuncionario público, acusarme del incumplimiento de un deber y tráfico de influencias cuando ya no era servidor público, por usar un helicóptero y ni siquiera usarlo de Xalapa a Coatzacoalcos, lo cual se me hace verdaderamente irrisorio, por el tiempo de este tribunal y de todo el sistema penal guatemalteco. Y la otra, acusarme no por los miles de millones de pesos que se han llenado la boca diciendo en la prensa y en los medios de comunicación, sino acusándome de depositar 220 millones de pesos de una cuenta del gobierno del estado a otra cuenta del gobierno del estado.

Es decir, no hay una extracción del dinero público y aparte que esa transferencia está fundada en oficios en donde no participé, no firmé, el gobernador del estado no tiene esa competencia, para ello existen los secretarios de cada una de las dependencias que como la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo del estado establece, son responsables de cada una de sus actuaciones en sus secretarías, así que no tienen nada qué ver con la actuación del Jefe del Ejecutivo del estado.

Por lo cual y por verdaderamente considerarlas irrisorias y una falta de respeto a las autoridades aquí presentes y pues una circunstancia que hace que perdamos el tiempo aquí, he determinado allanarme para enfrentar lo más pronto posible la justicia ante las autoridades judiciales de mi país. Es decir, en términos coloquiales aceptó la extradición que el gobierno de la administración actual, un gobierno fallido, por cierto, está haciéndome en torno a este caso”.

Al ser cuestionado sobre si renunciaba a cualquier acción ordinaria constitucional en Guatemala, Duarte de Ochoa, respondió: “sí, renuncio”.

Tras la declaración de Duarte, el juez precisó que será hasta el próximo 4 de julio, cuando se determine el proceso de extradición a México, ya que ese día se le informará sobre las solicitudes de aprehensión obtenidas por las autoridades federales.

Aquí en México, Jesús Zambrano Grijalva, vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, calificó como pertinente que el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa haya aceptado la Solicitud de Extradición a México para enfrentar los delitos que se le imputan, luego de que se presentara a su Segunda Audiencia ante el Tribunal Tercero de Guatemala.

“¡Qué bueno, que por lo menos en medio de toda su carrera delictiva tenga un momento de lucidez, que lo haya llevado a aceptar la extradición!”, expresó.

El legislador federal manifestó que lo más aconsejable para Duarte es que sea juzgado en el país. “Hay elementos suficientes aportados no solamente por el gobierno federal, sino por la Auditoria Superior de la Federación, y particularmente por el gobierno estatal de Veracruz.

Si ya hasta el propio acusado acepta la extradición, que ya no se pierda más tiempo, instó el dirigente perredista a las autoridades, pues advirtió que, de no ser así, sentaría un mal precedente para actos futuros de este carácter.

“Con este hecho entonces nadie podrá hacer caso omiso, recalcó Zambrano ante el cuestionamiento respecto a que Duarte pudiera ser liberado en México y no fuese castigado por los delitos contra el pueblo veracruzano.

Recalcó que hoy que todo mundo sabe que el cáncer más dañino, lesivo y ofensivo hacia la sociedad es el de la corrupción, sería el acabose para quien quisiera poner un freno, un hasta aquí y no que fuera juzgado conforme a Derecho atendiendo a los delitos de los que se le acusan”.

Zambrano Grijalva, confío en que las autoridades hayan fundamentado bien la Solicitud de Extradición, para que no vayan a salir el día de mañana “con que a chuchita la bolsearon”, y se proceda conforme a derecho, que Javier Duarte responda ante la justicia mexicana por los delitos de desvío de recursos, enriquecimiento ilícito y peculado, pero sobre todo a las y los veracruzanos.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción, Rogerio Castro Vázquez (Morena), afirmó que la extradición del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, no es de celebrarse y calificó de “irrisorio” que hasta ahora se tenga la disposición de juzgarlo.

“El proceso ha sido demasiado lento, no es algo de celebrarse. Es irrisorio que hasta ahora tengamos disposición de juzgarlo cuando tiempo atrás, incluso aquí, hubo denuncias de juicio político cuando él estaba aún en el cargo”, señaló en conferencia de prensa.

El diputado de Morena, sostuvo que no sólo Duarte de Ochoa debe ser juzgado y castigado, “sino también todos sus cómplices, incluso, los que a nivel federal lo arroparon”.

Castro Vázquez subrayó que es una burla para los mexicanos que el ex gobernador de Veracruz haya negado las acusaciones en su contra y las haya calificado de “irrisorias, infundadas, imprecisas y ligeras”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.