Por: Lic. Francisco Cervantes Díaz

Presidente de CONCAMIN

Hoy México empieza a escribir un nuevo capítulo de su historia, en el que nos toca mirar hacia adelante y enfrentar juntos retos mayúsculos. Que no haya duda: los industriales nos la jugamos con México, seguiremos invirtiendo, generando empleos y dando mejores salarios para quienes constituyen nuestro principal activo: México y nuestra gente.

En una jornada histórica, el pasado 1o. de julio los ciudadanos de nuestro país acudieron a las urnas a elegir un nuevo Presidente de la República, 128 senadores, 500 diputados federales, 9 gobernadores y un importante número de ayuntamientos y congresos locales.

La jornada electoral fue tranquila y ordenada, con una abundante participación de los ciudadanos inscritos en el Padrón Electoral, la más alta de los comicios celebrados durante los últimos 25 años.

Como Presidente de la República para el periodo 2018-2024 fue electo Andrés Manuel López Obrador, quien recibió el respaldo mayoritario de la expresión ciudadana, como ya lo han reconocido sus contendientes en esta elección.

La CONCAMIN, representante de 112 cámaras y asociaciones industriales que juntas contribuyen con el 35% del PIB, 8.4 millones de trabajadores que significan el 42% del empleo formal y el 90% de las exportaciones del país, felicita al Licenciado Andrés Manuel López Obrador por el triunfo obtenido en los comicios, y le expresa el compromiso de trabajar junto con su gobierno en la construcción de un México más fuerte, más moderno, competitivo e incluyente.

La agenda del progreso nacional requiere del trabajo coordinado de empresarios, comunidad científica y académica, sociedad y gobierno, y por lo mismo procuraremos a la brevedad posible los necesarios acercamientos que nos permitan iniciar un diálogo constructivo.

Deseamos que los nuevos equilibrios políticos resultantes de esta elección produzcan mejores gobiernos, que respondan con eficacia a la demanda social de mayor seguridad, supresión de la corrupción, pleno Estado de Derecho y progreso económico y social sin distinción de grupos o regiones.

La contienda electoral ha quedado atrás. Hoy México empieza a escribir un nuevo capítulo de su historia, en el que nos toca mirar hacia adelante y enfrentar juntos retos mayúsculos. Que no haya duda: los industriales nos la jugamos con México, seguiremos invirtiendo, generando empleos y dando mejores salarios para quienes constituyen nuestro principal activo: México y nuestra gente.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.