Por: MBA. Ramses Pech | @economiaoil | Facebook : Energía Nuevo Mercado de Inversión| pech.ramses@yahoo.com.mx

Aclaro que no pertenezco o tengo afiliación alguna a partidos políticos; mis aportaciones son de estadística y análisis basado en mi experiencia de ingeniero en la industria de la energía, así como en economía para la planeación, diseño y operación (campo) en proyectos de esta índole

La ENERGIA NO ES DE MÉXICO, ES PARA SER USADA POR MÉXICO para el crecimiento económico y sociedad ante los cambios rápidos e adaptación de los países ante la electrificación del mundo.

Tomando como referencia lo dicho por S&P Global Ratings en su reporte del 1 de marzo del año en curso: “Él cambio en políticas públicas dirigido a reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético, aunado a otros eventos que han disminuido la confianza de los inversionistas, podría aumentar los pasivos contingentes del soberano y reducir el crecimiento económico”.

Tomaré la palabra inversionistas en el sector energético, debemos mencionar que el dinero para la inversión de cualquier proyecto debe provenir de un presupuesto público (deuda o impuestos) o privados (asumen el riesgo) para la realización.

  • Inversión Pública: ligada a un presupuesto que proviene de un ingreso que la administración de una nación determina para establecer las bases del mercado para satisfacer proyectos de extracción de materias primas, infraestructura, trasformación y comercialización. Países desarrollados no destinan inversión dejando el riesgo a privados y recaudando derechos/impuestos.
  • Inversión Privada: basada en el análisis de un mercado de una nación o región, dependerá del monto a invertir de acuerdo a las condiciones política, financieras, sociales y ahora en el siglo XXI de las percepciones que tenga de acuerdo a indicadores financieros, certificaciones o calificaciones. Requiere tener un retorno de la inversión en un periodo de tiempo determinado y mantener el proyecto de largo plazo a donde contenga libre intercambio de precios y competencia; donde el consumidor final pueda tener decisión de cuánto o a quién comprar.

El dinero cuesta y no es gratis, buenas acciones no significan acceso al dinero en el mundo, dependerán de las buenas decisiones del negocio o empresa que tengas para llevar al cabo un mantenimiento del mercado local o mundial. Esto aplica también a naciones a donde el dinero no reconoce ideología, solo aporta crecimiento donde exista una congruencia alineada al mundo, puedes ser diferente pero no puedes ser ajeno a las condiciones geopolíticas de un mercado cada dia más reducido en el mundo.

Con esta informacion podemos entender ahora que un gobierno no puede depender solo del presupuesto y dependerá mucho de la inversión directa que provenga de diferentes países para poder incrementar el flujo de dinero circulante. El error que cualquier gobierno puede cometer es: Controlar la forma de cómo transita el dinero y en dónde, al limitar al mercado a solo lo que la inversión publica puede aportar en forma anual.

En 2018 a datos del centro de finanzas publica de la Cámara de Diputados, el 27 de febrero del 2019 encontramos que:

  • Total Inversión Extranjera Directaascendió a 31 mil 604.3 millones de dólares, lo que representó un incremento de 6.43% respecto a la cifra preliminar de 2017 (29,695).
  • Tipo de inversión: Mayor parte correspondió a reinversión de utilidades al comprender el 38.76% del total de 2018; seguida por las nuevas inversiones (36.29%) y las cuentas entre compañías (24.95%).
  • Sector: 12% de la IED total se destinó a las manufacturas; 13.49% a la electricidad y agua; 8.89% al comercio y 7.89% a servicios financieros y de seguros. El restante 20.61% fue captado por otros sectores.
  • País de origen: de Estados Unidos provino 38.84%; de España, 13.06%; de Canadá, 10.07%; de Alemania, 8.24%; y de Japón, 6.72; y el 23.08% restante fue aportado por otros países.

Lo importante de la inversión directa es el dato de la nueva y si las empresas se mantienen lo invertido.

El reporte emitido podemos observar que el promedio de inversión directa ha sido 2008 al 2018 en un promedio entre 8 a 9 mil millones dólares (160 a 180 mil millones de pesos) representa alrededor del 4% y la parte la inversión que se mantienen del 8% del presupuesto del 2019. Esto indica que divisivas adicionales al país no contempladas que adicionan flujo de efectivo circulante nuevo; es poco comparado con las necesidades que tenemos hoy dia para poder llegar al crecimiento esperado del 4%.

Este dato indica que la remesas que entran a nuestro país son el sustento del circulante en monedas diferentes para la económica mexicana, si ellas no habría un sostenimiento económico. Hemos caído en el error que las divisas dan crecimiento económico y no es cierto, solo ayudan a mantener la economía familiar y no influye directamente en el crecimiento estructural del país y al igual que la venta del crudo de exportación.

El turismo ayuda a un crecimiento de estructura y servicios, pero sectorizado, al incrementar el número de visitantes nacionales o extranjeros requieren de energía para poder subsistir para su operación/funcionalidad y si no la creamos esta última podría estancar esta industria en la próxima década.

En la tabla siguiente indica que la inversión directa de mayor importancia es la de manufactura, observando un incremento en la parte de electricidad y agua en más del 300% del 2017 al cierre del 2018.

Una apertura del mercado energético controlada con ayuda de lo reguladoras, comisiones y una política energetica adecuada no basada en suposiciones de producción petrolera, si no en un todo que incluya nueva infraestructura, plantas de generación de electricidad, energías alternativas y todo plasmado en un plan nacional energético de largo plazo ayudara a establecer las bases de autosuficiencia; dando pie a una certidumbre a quien quiera invertir en México. Recordemos que la energía por el momento en México, es para satisfacer un consumo de mercado interno y después pudiera ser el puente para poder interconectar a centro américo u otros países.

Reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético atrasaría poder tener acceso a tecnología y tener energías eficientes de bajo costos. Los países con desarrollos tecnológicos buscan mercados donde puedan aplicar su tecnología ante un mercado altamente competitivo en su país o región.

El reporte de Banxico en febrero explica que la percepción del sector privado indica que: “Los principales riesgos para el crecimiento económico son: incertidumbre política interna; problemas de inseguridad pública; falta de estado de derecho; incertidumbre sobre la situación económica interna; debilidad del mercado externo y la economía mundial; plataforma de producción petrolera y elevado costo de financiamiento interno.  Dando pie a que el incremento de la actividad económica nacional en 2019 será de 1.64%, cifra por abajo del observado en 2018 (1.99%) y de lo notificado un mes atrás (1.80%), pero dentro del rango anticipado por Hacienda (1.5- 2.5%). Para 2020 advierte un aumento de 1.91% (1.92% estimación anterior), por debajo del límite inferior adelantado por la SHCP (2.1-3.1%)”.

Los cuestionamientos a realizarnos deben ser:

  • Existe hoy dia y en el futuro mexicano; el suficiente dinero presupuestal a dar a las empresas productivas del estado para satisfacer el total de la demanda energetica. La cual requiere una inversión de alrededor de más de 100 mil millones de dólares que necesitamos en forma anualizada a partir del 2020 y con un crecimiento en dinero entre 5 a 8% hasta el 2031 para estabilizar una inversión del 2031 sostenida entre 180 a 200 mil millones de dólares.
  • Es necesario que las empresas del estado tomen el riesgo total de inversión, técnica, operativa del mercado energético o deberá administrar cada una de ellas en función de cada proyecto ligado al dinero disponible que enfatice un retorno de la inversión al estado y sociedad.
  • El mercado energético requiere de reguladores, comisiones y entidades que ayuden a mejorar la participación y circulación de las inversiones con el único fin de tener acceso a energías baratas y eficientes de largo plazo.
  • El punto no radica el cómo invertir, si no quien administra la forma que el dinero se invierta ya sea el público o privado. Si el mercado es controlado por la inversión publica, puede regresar a la corrupción por que sola una empresa controlaría la forma de contratar y eso conllevaría a tener lo que debemos eliminar los compadrazgos.
  • La inversión se usa para crecer, no para definir quién es bueno o malo. El dinero no conoce ideologías reconoce mercado que aprovechan la misma para largo plazo y se mantienen al sentirse protegidas para continuar en un largo plazo.

La reforma energetica no es el plan, es la herramienta para poder hacer el plan bajo normativas del mercado nacional y con las mejoras prácticas internacionales.

Fuente:

  • EIA – Agencia de Energía de EUA.
  • Página de Internet de Rig Zone
  • SENER – Secretaria de Energía
  • PEMEX – Petróleos Mexicanos
  • CFE- Comisión Federal de Electricidad.
  • Centro de Estudios de la Cámara de Diputados
  • Banco de México.

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.