Esta vez nos adentraremos a un tema que tiene a muchas de las mejores marcas del mundo colgando de un hilo. No se quieran engañar, la mayoría de nosotros siempre estamos preocupados por nuestra imagen. Qué nos ponemos, compramos, qué dirán de nosotros por lo que traemos puesto. Pero por supuesto que esto es más frecuente en gente con mayores ingresos económicos ya que se pueden dar el lujo de comprarse las prendas, accesorios, más caros para causar una impresión de alto estatus social falso. Sin embargo, su ego de conseguir cada vez cosas más caras los ha llevado a límites de hasta traer un zoológico encima.

 

PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) ha hecho una investigación sobre  las marcas más reconocidas y cotizadas mundialmente de moda que son atrapados constantemente en crueldad animal para sus productos, entre ellas se encuentran Christian Dior, Yves Saint Laurent, Burberry, Marc Jacobs y Louis Vuitton. Estas marcas explotan la producción de piel de conejo y cocodrilo principalmente.

 

Las granjas de donde provienen, donde el principal cliente es Louis Vuitton, es reportado que tienen miles de cocodrilos en cautiverio y en espacios de concreto muy reducidos. También la investigación confirma que cada 3 meses sacrifican a 1,500 de ellos.

 

Y no sólo son estos los animales sacrificados, castores, zorros, ardillas y zarigüeyas son otros de los más cazados.  Los animales son matados de tal manera que su piel no resulte perjudicada. Por ello, son usualmente gaseados o electrocutados por vía bucal, anal o vaginal; o también son desnucados. Pero dado el ritmo frenético de la granja, muchas veces los animales ni siquiera están totalmente muertos cuando son despellejados.

 

Simplemente para la elaboración de un solo abrigo se utilizan hasta 300 chinchillas.

 

Quiero resaltar que es este un tema de relevancia para todas las personas con ética. El sacrificar y torturar millones de animales al año con un objetivo que es meramente superficial y sin fondo es una de las máscaras que el ser humano ha inventado para la manipulación de un mercado con falta de juicio y que se adentra en el mundo de las masas donde solo son un borrego más.

 

Sin embargo, un buen número de marcas reconocidas como Hugo Boss, Calvin Klein, Giorgio Armani, Ralph Lauren y Tommy Hilfiger ha admitido el propósito hueco y egocéntrico de usar pieles de animales para la moda y se ha unido a PETA en dejar de sacrificar animales. “La decisión de abandonar las pieles reales es la culminación de los esfuerzos por mejorar y desarrollar políticas más éticas y sostenibles con el cuidado de los animales”.

 

Seamos realistas, nadie está expuesto en sus ciudades a una temperatura tan baja donde tengas la necesidad de usar piel de animal para cubrirte, a menos claro que seas Leonardo DiCaprio en ‘El Renacido’ y tengas la necesidad de meterte a un animal para no morir de frío.

 

Pero matar a miles de seres vivos para satisfacer el mal gusto de personas que no tienen la mínima necesidad de usarlas me parece un intento de posicionarse en una sociedad llena de prejuicios y falsos estatus donde un abrigo no terminará de definir el tipo de persona que eres. Así que, la próxima vez que quieran satisfacerse con un abrigo o comprar un caro bolso para sus mujeres, piensen de dónde viene y si es capaz de mejorar su falta de racionalidad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.