Por: Vanessa Guerrero Belmont | vanessagbelmont@gmail.com

Nos queda claro que el Presidente Trump se rehúsa a llamar a esto un acto de terrorismo y continúa intentando defender a la alta-derecha. Sonará fuerte pero si fuera un hombre Musulman conduciendo el auto que pasó por encima de todas esas personas y asesinó a una mujer, Trump lo habría llamado terrorismo sin titubear.

Jamás será suficiente hablar del señor Trump, además de que siempre nos da de qué hablar a nosotros los mayores críticos de la ignorancia. Es un sujeto por el que vale la pena hacer ruido para no dejar que se salga con la suya.

Hablemos de la gran masa de subdesarrollados humanos que se ha levantado en los recientes hechos en Charlottesville, Virginia. Blancos Nacionalistas o Neo-Nazis se reunieron el sábado 12 de agosto para una marcha a la que llamaron “Unite the Right” donde se encontraron con contra protestantes. Estas personas que salieron a marchar tenían como objetivo que fuera retirada una escultura de Robert E Lee, un símbolo esclavista de la guerra civil (claro que solo fue la excusa perfecta para crear caos).

Durante la marcha, hubo violencia, un auto pasó por encima de varios contra protestantes y una mujer fue asesinada. Durante estos sucesos hubo al menso 35 heridos. Mientras que Trump decidía cómo iba a peinar su peluquín. Lo que ha molestado a la gente es que única reacción ese día sobre los hechos fue un tweet donde se leía “Charlottesville… ¡triste!” Y pues, vaya sabias palabras de uno de los líderes más importantes del mundo.

La marcha fue organizada por un sujeto llamado Jason Kessler, miembro de el grupo “Chicos Orgullosos”, un grupo ultra-nacionalista. Esta gente portaba banderas gigantes Nazis y del KKK y llevaban antorchas que los guiaban en las calles. Gritaban mientras marchaban “Las vidas negras no importan” “Sangre y aceite” “Los Judíos no nos reemplazarán” mientras alzaban sus manos como Hitler solía hacerlo. No obstante, el día en que ocurrieron los hechos, su presidente no tuvo nada que decir.

Dos días después, ya que había sido fuertemente criticado públicamente por gente con poder como el senador de Colorado, Anthony Scaramucci y el Senador Orrin Hatch salió diciendo estas palabras: “El racismo es malvado, y aquellos que causen violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el KKK, neo-nazis, supremacistas blancos, y otros grupos de odio que son repugnantes a todo lo que llamamos Americanos.”

Muchos aplauden sus palabras ya que se atrevió a condenar y nombrar a dichos grupos, pero para mí se mordió la lengua.

Quizá creerán que sólo busco excusas para hacerlo quedar mal pero no se preocupen, él mismo ya se encargó de eso cuando en una conferencia de prensa que tuvo hoy en la que se le volvió a preguntar por los hechos ocurridos en Charlottesville, donde los defendió diciendo “No todos eran neo-nazis, había gente buena que quería protestar por tirar una estatua  y la prensa los ha tratado injustamente” “Creo que hay culpa en ambos lados, y el otro grupo fue muy violento” (Refiriéndose a los contraprotestantes).

Así que con esto nos queda claro que el Presidente Trump se rehúsa a llamar a esto un acto de terrorismo y continúa intentando defender a la alta-derecha. Sonará fuerte pero si fuera un hombre Musulman conduciendo el auto que pasó por encima de todas esas personas y asesinó a una mujer, Trump lo habría llamado terrorismo sin titubear.

Ahora nos preguntamos ¿Hasta dónde dejará que se extiendan estos atentados? La gente ya está mostrando su descontento vía Twitter y en el hashtag más utilizado se lee “#ImpeachTrump” donde piden que sea destituido, ahora extrañan al ex-presidente Barack Obama porque se dieron cuenta de su poder para que esta gente tolerara y se mantuviera fuera de usar violencia para defender sus ideologías.

Aunque previamente en otro artículo les mencionaba que esta gente sólo necesitaba un empujoncito para salir de sus escondites, y al parecer encontraron la confianza en un traje azul con corbata roja. Amenaza de guerra nuclear, ataque a los medios libres, defensa de los supremacistas blancos, además de vergonzoso esto es mortal. Así que, sosténganse que como les advertí, esto ya está comenzando.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.