La Unión Europea (UE) gravará con “vigor” decenas de productos estadounidenses, entre los cuales el tabaco, el bourbon, los jeans y las motos, en respuesta a los aranceles impuestos por Washington al acero (25%) y aluminio (10%).

Esta lista ya había sido enviada por el bloque a la Organización Mundial de Comercio (OMC) el 18 de mayo pasado, previendo la decisión de Washington.

La Comisión Europea se encargará de reactualizarla en función de las medidas precisas decididas por los estadounidenses.

La lista puede entrar en vigencia a partir del 20 de junio, aunque antes los Estados miembros de la UE deben debatir una última validación.

La comisionada de Comercio de la UE, Cecilia Malmtröm, dijo este jueves que iniciarán un caso de solución de diferencias en la OMC, pues la imposición de estos aranceles está claramente en contra de las normas internacionales.

“Estas no son formas de hacer negocios, y ciertamente no entre socios de larga data. Ahora tenemos que tener claridad, la respuesta de la Unión Europea será proporcionada y en concordancia con las reglas de la OMC”, indicó Malmtröm en un comunicado enviado por la Unión Europea.

“Este es un mal día para el comercio mundial. La UE no puede quedarse sin reaccionar”, estimó el presidente de la Comisión Europea Juncker en una conferencia en Bruselas poco después de conocerse la decisión estadounidense de imponer aranceles a la UE, Canadá y México.

Juncker dijo que la UE considera que estos aranceles unilaterales son injustificados y están en contra de las reglas de la Organización Mundial de Comercio. “Esto es proteccionismo puro y simple”, señaló el ejecutivo europeo.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, se mostró este jueves “decepcionado” por la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos y anunció que la Unión Europea responderá con “todas las herramientas disponibles”.

“Apoyamos a nuestros trabajadores e industria europeos y responderemos con todas las herramientas disponibles para defender nuestros intereses”, afirmó Tajani en un mensaje en Twitter.

La American Chamber en la Unión Europea (AmCham EU, por sus siglas en inglés) indicó que se oponen a las medidas anunciadas por el gobierno de su país, por lo que llamó a ambas partes a actuar con sensatez.

“Estamos muy preocupados por el daño que una disputa por golpe causaría a la economía transatlántica y su impacto en el empleo, la inversión y la seguridad a través del Atlántico”, dijo la CEO de la AmCham EU, Susan Danger, de acuerdo con un comunicado.

Danger estimó que la UE y Estados Unidos deberían cooperar para resolver el problema central del exceso de capacidad global. Además, de colaborar para abordar las prácticas comerciales desleales de terceros países y mejorar el funcionamiento de la OMC.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.