Por: Nicho Hinojosa

Siempre será prioridad para mí viajar por nuestro país, tan diverso y tan folclórico de punta a punta.

Hace 4 años inicié un recorrido por todo el país, saliendo de Los Cabos, Baja California Sur y terminando en nuestro querido Cancún, Quintana Roo. Un recorrido por carretera de 3 meses y 10 días.

Conocí realmente lo maravilloso que es cada rincón de muchos municipios de todos los Estados. Su gastronomía, cultura, artesanía, los pueblos mágicos y lo más importante… nuestra gente.

Me di cuenta el por qué somos tan queridos en todas partes del mundo. El mexicano tiene la característica de abrir las puertas de su casa, ofrecerte comida, una buena charla y hasta dinero, si lo necesitas. ¡Es real!

Claro que te puedes encontrar con gente que no es así, pero la gran mayoría de los mexicanos sabemos ser amigos, amables y muy serviciales. Haciendo este recorrido a mis 45 años de edad, les diré que hay algunos lugares y/o paseos que te invito a realizar.

En el Estado de Baja California Sur debes subirte a una embarcación, de preferencia pequeña y con un lanchero atrevido, para ir a ver el arco. El oleaje es tremendo, y puedes sentir un poquito de pánico, pero créeme que el lanchero sabe bien lo que hace y no arriesgará tu vida, pero te regalará un momento muy emocionante.

En Baja California disfruta del recorrido de la ruta del vino, hay hasta un museo y varios lugares en donde puedes probar los diferentes tipos de vinos que ofrecen las casas viticultoras. Si vas a Tijuana ve a un juego de béisbol en el estadio Gasmart, casa de Los Toros. Se vive un ambiente como en ningún otro estadio en toda la república.

Sonará raro, pero si pasas por Mexicali prueba la mejor comida China de todo el país. El Estado de Sonora se caracteriza por su gastronomía. Las tortillas, gorditas de harina, las sobaqueras, que son unas tortillas de unos 50 centímetros de diámetro. Los tamales enormes de carne o rajas, la famosísima carne asada. De ese Estado es tan conocida la frase: “¿Se va a hacer, o no se va a hacer? La carnita asada”. Las coyotas, que son una especie de empanada rellena de dulce de leche o piloncillo.

Hay un lugar llamado San Carlos, muy cerca de Guaymas, y tiene unas vistas maravillosas de desierto y mar que no puedes dejar de ver. En el Estado de Sinaloa se come muy buen marisco, y de ahí es el ya tradicional aguachile de camarón y callo de hacha.

Pasa unos días en la playa de Mazatlán y diviértete en sus centros nocturnos. Hay un recorrido en un tren de pasajeros llamado Chepe, que sale de la ciudad de Los Mochis y llega a la ciudad de Chihuahua, pero tómate 2 días para hacer ese hermoso recorrido que en total dura 15 horas. Pero a la mitad del camino baja en Barrancas Del Cobre y quédate una noche ahí. Conoce un poco de la cultura de los tarahumaras o rarámuris. Estos grupos indígenas habitan lugares que están a más de 3,000 metros sobre el nivel del mar. Tienen muchas cosas que contarte y es muy interesante.

De regreso a Los Mochis o continuar a Chihuahua, el Estado más grande de nuestro país. Chihuahua no se queda atrás en eso de la buena carne, pero además hay muy buena nuez y la mejor manzana que yo haya probado.

En cada una de las ciudades existen museos, pero en la ciudad de Chihuahua se encuentra el museo de Doroteo Arango (Pancho Villa), y es obligado visitarlo, de preferencia con guía, como todos los museos.

Me gustaría contarte todo el recorrido, pero eso será paso a paso, porque hasta ahora te conté solo de 5 Estados. Además te estoy contando algunas de las tantas cosas que puedes visitar, recorrer y disfrutar, por qué, ¿De qué se trata la vida, sino de disfrutarla?

El próximo mes te contaré un poco más de este recorrido.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.