El aspirante a la presidencia nacional del PAN, Marko Cortés, descartó que la convocatoria para renovar la dirigencia nacional le beneficie y que por el contrario, él está tratando de ganar el voto de los militantes del partido.

“Están en su derecho (de impugnar la convocatoria) como yo estoy en el mío de apegarme a la convocatoria, de tocar puertas, de recabar firmas, de estar en diferentes entidades federativas en visitas a domicilios a los panistas. Yo me estoy enfocando a hacer la chamba al más viejo estilo panista, de tocar la puerta de los militantes, de pedirles sus firmas”, señaló.

Esto, luego de que algunos militantes impugnaran la convocatoria para renovar la presidencia de ese partido, argumentando que ésta sólo beneficia a Marko Cortés.

“Quien aspira a ser dirigente del partido debe de juntar el 10 por ciento de las firmas, quienes somos panistas sabemos que esta regla se tiene desde hace muchos años, que es la misma, que no ha cambiado y a esa regla ya estamos acostumbrados y además repetamos los reglamentos, nuestros estaturos”, detalló.

Este lunes, el aspirante entregó la primera parte de las más de 28 mil firmas para ser candidato a la dirigencia nacional.

 

FUENTE: ELFINANCIERO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.