Escrito por: Francisco Cervantes Díaz | Presidente de CONCAMIN

Ante los desafíos actuales, particularmente la renegociación del TLCAN (hoy TMEC), a través de sus 122 Cámaras y Asociaciones, la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) trabaja por una Nueva Política Industrial integral con el objetivo de reactivar al aparato productivo de México.

El proceso de renegociación del TLCAN y la puesta en marcha del TMEC no han terminado. Las presiones sobre México iniciadas hace más de tres años, con el proceso electoral en Estados Unidos, continúan ahora en el terreno laboral. México no puede llegar dividido a enfrentar desafíos tan diversos como la renegociación del TLCAN (hoy TMEC), el cambio de gobierno, la desaceleración de la economía, el aumento de la inseguridad y el combate a la corrupción.

Es necesario el fortalecimiento de las capacidades internas, mecanismo indispensable para reducir la dependencia gestada por el modelo económico aplicado durante los últimos 40 años y lo cual resta fuerza en la negociación. Hoy se vuelve prioritario establecer una Política Industrial de largo plazo, que privilegie la generación de empleos, el fortalecimiento de nuestras capacidades productivas, el fomento al mercado interno y el impulso al desarrollo regional para detonar el crecimiento económico.

De acuerdo con el informe del IDIC, México necesita una agenda que aborde la precarización del mercado laboral, la reducción de quiebra de empresas y pobreza, y la obsesión por el desarrollo económico que tenga como pilar de sostenibilidad al crecimiento y eleve la productividad y competitividad.

Las empresas mexicanas enfrentan tanto restricciones que ponen en vilo su propia existencia como la ausencia de una política económica que permita acelerar su capacidad de generar valor agregado. Mientras se mantenga un bajo contenido nacional en la producción y en las exportaciones y no se cuente con una estrategia integral de desarrollo productivo endógeno, México seguirá extendiendo su dependencia respecto al exterior.

Para CONCAMIN resulta prioritario instrumentar una Política Industrial que eleve la capacidad productiva de las empresas nacionales, que sea globalmente competitiva y se soporte en el progreso tecnológico.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.