Por: MBA Ramses Pech | @economiaoil

México requiere nuevos administradores pensantes en negocios; los actuales de corto plazo deberán estar alineados en  conjunto con la sociedad de la nación y  dejando al presupuesto de egresos como el principal apalancamiento del crecimiento de la nación; debido a que esto es ficticio y solo sirve para cubrir necesidades de algunos individuos que no generan un crecimiento en conocimiento y por ende bajo poder adquisitivo; para generar un mayor flujo de efectivo disponible de largo plazo por cada individuo para gastar en la economía interna del país.

El mundo no quiere a México o México no quiere al mundo, estamos preocupados por el presente sin tener un plan de largo plazo que nos asegure una política energética estable rumbo al 2040.

El 2018 estamos dedicados al cambio administrativo y político, anteponiendo el poder del control.

Actualmente tenemos que entender que la reforma energética no fue creada para los hidrocarburos en forma exclusiva, fue para el conjunto de materias primas para ser usadas para su transformación y crear energía para su uso por la sociedad reduciendo el riesgo de la inversión por parte de la nación., pasando está a privados. El concepto de sugerir de bajar los precios a los productos finales, son errores de mercadotécnica-políticos que no deberán volverse a repetir debido a que el costo en energía varia a según se cuente con la materia prima, infraestructura, logística, distribución y mercado para su retorno de inversión de cualquier negocio. Es decir, el mercado abierto es quien determina el precio final.

La rentabilidad de un proyecto, no se define por el hecho del concepto en papel y el buen deseo de la inversión, dependerá del tiempo del retorno de la inversión y el tiempo que lleve la puesta en marcha la operaciones del proceso o planta que genere energía o la transforme materias primas. Ganar un contrato no significa el hecho que será rentable el proyecto, podrá salir los primeras veces buenos resultados (corridas financieras) pero deberán sostener la credibilidad y los retornos de la inversión en forma positiva que cubran los OPEX (costos) y el CAPEX (inversión del proyecto), sean cubiertos en función del tiempo colocado en el proyecto ligado a los intereses que se originen del apalancamiento del proyecto.

Resumiendo los últimos dos párrafos, deberemos entender que el tiempo de inicio operativo de cualquier proyecto en energía no significa que estará en menos de 12 meses. Dependerá del concepto uso y el mercado disponibles del mismo, a un intervalo de  tiempo para empezar a generar ganancias que cubran los costos de CAPEX y OPEX. A continuación en la siguiente gráfica colocamos algunos tiempos en forma general de proyectos energéticos de mayor relevancia en un mercado abierto necesario para establecer una política energética de largo plazo.

En la gráfica mostramos los tiempos en meses promedio esperados en base a diferentes proyectos realizados, a donde el mayor tiempo lo tiene la construcción e instalación con un 60 a 65%. A donde la inversión promedio observada es:

Inversión (promedio Observada) Millones de dólares Americanos
Centro de Almacenamiento 500 Mil Barriles 80
Planta de Electricidad Ciclo Combinado 50 MW 110
Planta de Biomasa 20 MW 38
Planta Eólica 50 MW 95
Refinería 100 MB 2,333

 

El factor entonces en México, no es la buena intención o anuncios de realizar las inversiones por las empresas productivas del estado, estatales (CENAGAS) o privadas en nuevas formas de tener energía o su transporte, dependerán de la facilitación de la gestión por parte de las administraciones públicas alineadas a las necesidades de una sociedad dentro de un mercado abierto continuo en crecimiento. Podemos hacer una analogía directa, él individuo llamado reforma energética, salió del Kínder actualmente y donde los padres (NACION), están metiendo a una escuela de alto rendimiento en adaptación, conocimiento y requiere de una inversión económica alta para su educación, pero los hijos de los amigos de los padres muchos están por pasar a la universidad  dentro de la misma escuela. Esto ocasionara que nuestro hijo pueda llegar tarde a tener acceso a trabajo cuando termine la educación universitaria  ante la oportunidad actual de un nuevo mercado en energía a nivel mundial rumbo al 2040.

El nuevo modelo geopolítico actual está basando su estrategia al 2040 en:

ENERGÍA INFINITA RENOVABLE CON UN LIBRE INTERCAMBIO COMERCIAL MUNDIAL

Este concepto es basado en dos propiedades principales:

  • La conceptualización actual que cuenta el mundo de la relación 80/20 de materias prima para generar energía entre no renovable/renovable. La meta en alcanzar hasta antes del 2040, tener una relación de 50/50 y en 2080 sea de 20/80.
  • El concepto infinito, usar tecnologías que no estén ligados a una materia prima que pueda terminar en un “N” de tiempo o que no se pueda regenerar con base a técnicas o procesos continuos.

En un conjunto ideas, tecnología, recursos en donde  la energía nunca se termine y  sea creada a bajo costo.

Esto en México que nos afectará:

  1. Somos dependientes de nuestros vecinos en energía y productos de la misma en alta cantidad al dia de hoy. Actualmente estamos en la historia que EUA tuvo en su momento en 1973 y realizaron el cambio de estrategia de aseguramiento y política energética logrando la misma en el 2015 (42 años), siendo ellos los que apostaron a la inversión en tecnología para extraer materias primas y su trasformación en energía ligadas a la necesidad un mercado de consumo de alta movilidad continua de la sociedad. ¿Nosotros que haremos?
  2. Las tecnologías vigentes en la industria de extracción de hidrocarburos son altas para quienes no invirtieron en las mismas; ante una tendencia cada vez más complicada de obtener en superficie crudo de bajo CAPEX ante la complejidad de los campos.
  3. La trasformación de los hidrocarburos en productos finales cada dia cambian las regulaciones para la utilización de las mismas para combustión, obtener poder calorífico, productos derivados de la trasformación física/química o la utilización para generar energía eléctrica, ocasionando inversiones en modernización, cierre o creación de nuevas plantas para cumplir con las nuevas normas del mercado abierto.
  4. Las energías limpias actualmente están en la fase de maduración final en cuanto al CAPEX de cada proyecto esperando que en el 2021 a 2023 regularice el capital de inversión a un bajo costo y con un retorno menor, ante la necesidad creciente de energías renovables infinitas. Recordemos en México debemos de tener el 35% de energías limpias. Pero los países con tecnología y desarrollo económico esperan en 2030 tener cuando al menos el 50%.

Estos parámetros anteriores afectaran a México no en función del capital de inversión, debido a que el riesgo no lo asumirá la nación, si no serán privados que ayuden a la creación de nueva infraestructura en el país con base al tiempo que resulte de la puesta en marcha de cada uno de ellos, donde solo podrán ser afectados por el riesgo político, social y las políticas públicas fiscales, financieras que las nuevas administraciones futuras quieran imponer en el mercado abierto mexicano.

Basado en nuevo orden mundial económico energético de una geopolítica cambiante podemos indicar lo siguiente que sugerimos al y los nuevos administradores de la nación.

2018- 2024

La administración deberá estar bajo un lineamiento de Gestor facilitador de la inversión, readecuando las políticas públicas de la nación al proponer nuevas políticas fiscales, financieras y una readaptación de leyes-normatividades de la reforma energética,  para dar el sentido en este periodo a una mayor construcción de infraestructura en base a los tiempo demostrados líneas arribas. Es decir, si alguien inicia una inversión de una refinería en 2018 estaría empezando a operar está  en 2023 casi al final de la administración y lo mismo con una planta de generación de energía eléctrica empezaría en 2022. Cualquier atraso o suspensión de alguna obra, ocasionaría un retroceso en el tiempo de aseguramiento energético rumbo al 2040.

ES DECIR; NO ADMINISTRARA RIQUEZA ENERGÉTICA, DEBERÁ GESTIONAR LO ANTES POSIBLE INVERSION EN INFRAESTRUCTURA QUE CONCLUYA ANTES DEL 2024.

2024 -2030

La administración en este periodo deberá readaptar el mercado abierto al tener una mayor oferta y variedad de un mercado en vías de maduración final,  pero continuando con una planeación estratégica al 2040 para dejar de ser dependientes de las materias primas no renovables y trascendiendo en adaptar cada dia fuentes de energías renovables infinitas. El periodo anterior, no cumple con los requerimientos de nueva infraestructura en el intervalo de tiempo tendrá que readaptarse en forma rápida la atracción de inversión y con doble esfuerzo ante un mercado geopolítico estable en transición final del uso de tipo de materias primas. México sería un país codependiente de materias primas, productos y tecnología para asegurar la energía en un largo plazo, siendo los afectados el consumidor de la nación y teniendo variabilidad en los parámetros macroeconómicos del país, pudiendo no ser atractivos para la inversión mundial ante una alta incertidumbre económica y una mala percepción.

En la gráfica siguiente resumimos:

2030 en adelante si no existen las bases de una administración multilateral entre la sociedad (usuario final), privados, mercado y personal contratado para generar riqueza en nuestra nación, estaremos destinados a continuar dependiendo de las migajas tecnológicas, financieras y mercados que el mundo nos deje tener acceso por nuestra capacidad o incapacidad de tener una visión de largo plazo energética con una misión de poner al negocio primero y después la política; basada en ideologías o intereses de una agenda oculta. El flujo de efectivo no debe ser controlado por la nación, deberá ser ejercido por los individuos de la nación con la premisa de tener un alto poder adquisitivo. El dinero; requiere ser circulado en varios sentidos y no solo en las políticas públicas de una sola vía presupuestaria.

 

México requiere nuevos administradores pensantes en negocios; los actuales de corto plazo deberán estar alineados en  conjunto con la sociedad de la nación y  dejando al presupuesto de egresos como el principal apalancamiento del crecimiento de la nación; debido a que esto es ficticio y solo sirve para cubrir necesidades de algunos individuos que no generan un crecimiento en conocimiento y por ende bajo poder adquisitivo; para generar un mayor flujo de efectivo disponible de largo plazo por cada individuo para gastar en la economía interna del país. Entre mayor cueste un producto menos dinero tiene una empresa o individuo para poder invertir.

En el mundo hay tiempo y en las naciones hay adaptabilidad en el tiempo (Ramses Pech)

Fuente:

EIA – Agencia de Informacion de Energía (EIA)

SHCP – Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

PEMEX – Petroleros Mexicanos.

SENER – Secretaría de Energía.

CNH – Comisión Nacional de Hidrocarburos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.