Por: Mauricio Farías Hodges| Poeta residente de Tijuana, Baja California

Me encantaría verte fuerte, segura, plena. Me gustaría que entendieras que eres capaz de lograr muchas cosas, tú sola has logrado llegar hasta donde has llegado, sin denigrarte, sin entregar tu dignidad a nadie, ha sido por tus conocimientos, constancia y honestidad.  Eres una persona digna, honesta, íntegra. Vive, vive libre, desecha todas las cargas, no eres responsable más que de ti misma, no le debes nada a nadie.

Disfruta tus sentidos, tienes los cinco y eso es lo más valioso. Observa un atardecer, disfrútalo con calma, no hay nada más bello que una puesta de sol. Déjate contagiar por los aromas, huele, huele y piensa en qué, al igual que una imagen, los aromas nos hacen sentir, saborear, recordar. Métete al mar y siente el agua al cubrirte, piensa en esa energía, enciende toda tu piel, ese frío que toca cada poro de tu cuerpo te estará contagiando de vida si se lo permites, si eres consciente. Escucha, permítete escuchar de a de veras, pon música de Mozart y escucha cada instrumento hasta que sientas que invade cada parte de ti.

Despierta y goza, todo es una bendición, todo te fue dado para que seas feliz, nada te falta, sólo que te permitas reír, llorar, gritar, enojarte. Tienes derecho a sentir y a expresarte, no hay nadie más importante que tú misma.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.