Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación, afirmó que la actual crisis migratoria en el país podría provocar un deterioro en la relación entre México y Estados Unidos. Lo anterior durante una reunión con familiares de personas desaparecidas.

Al respecto, la ex ministra señaló que todos los migrantes merecen respeto y el cuidado de sus derechos humanos. Sin embargo la llegada de migrantes centroamericanos ha generado un fuerte problema social en la frontera norte del país.

“Tenemos un gravísimo problema con miles de migrantes que en este momento están llegando a Tijuana, a la frontera con Estados Unidos y pueden generar un problema muy serio no solamente al gobierno de México, sino a nuestro vecino, al gobierno de Estados Unidos”:

Añadió que de no solucionarse esta situación el problema finalmente podría terminar deteriorando la relación entre las dos naciones.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.