12.1 C
Mexico City
jueves, diciembre 1, 2022

H&M DESPEDIRÁ A 1500 EMPLEADOS, ESTA ES LA RAZÓN

El minorista especialista en “fast fashion” H&M...

LIVERPOOL ENTRA A LA VENTA DE AUTOS

La cadena de tiendas departamentales firmó un...

AICM: PERSIGUEN Y ASESINAN A HOMBRE TRAS CAMBIAR 200 MIL PESOS

Un hombre fue asesinado en calles de...

MILLENNIALLS: SEAMOS LA DIFERENCIA QUE HAGA LA DIFERENCIA

Círculo JovenMILLENNIALLS: SEAMOS LA DIFERENCIA QUE HAGA LA DIFERENCIA

POR: Vanessa Guerrero Belmont

Una vez más la indiferencia nos ha tomado por sorpresa. La historia se repite y un gobernante populista y autoritario tomará el poder del que podemos llamar el país más poderoso del mundo. El presidente electo Donald Trump supo tomar de su lado el odio que sobrepasaba el pensamiento racional de las personas y convertirlo a uno de los mayores riesgos a los que la humanidad se ha enfrentado. Seguro leer y hablar del tema los tiene más que fastidiados, pero es de suma relevancia mostrar el desacuerdo por el que atravesamos.

Fuera de los problemas económicos y políticos que su llegada al poder conlleva, quiero hacer hincapié en el gran impacto social que tendrá.

No pasaba ni un día de que los resultados de las elecciones se dieran a conocer, cuando ya empezaba a haber respuesta por parte de sus más oprimidos seguidores. En la universidad NYU, en un salón para que estudiantes musulmanes hicieran sus oraciones, estaba escrito en su puerta principal en grande “Trump!” haciendo alusión a las amenazas que la gente con sus creencias recibió.

No obstante, un hombre de edad avanzada tuvo el descaro de acercarse a una joven mexicana y gritarle “no puedo esperar a que Trump nos diga que los violemos y deportemos a su país”. Y ahí no terminan, una mujer musulmana iba caminando con su Hijab puesto hasta que una mujer se la arrancó y le dijo que usarlas ya no estaban permitidas.

Consecuentemente, según el New York times, el F.B.I. reportó el lunes que los ataques a los Musulmanes Americanos han aumentado en un 7% por crímenes de odio.  También afirma que una ola de crímenes raciales se ha desatado desde el día de las elecciones. Ahora bien, la gente que creyó que estas elecciones no traerían mayor problema, pueden comenzar a preocuparse.

En los videos que han salido a la luz de este tipo de bullying racista en colegios, se aprecia que el maestro al presenciarlos no hace nada, espera a que termine para tomar acción sobre ello, en otras palabras, le acobarda la justicia.

Acción que no sólo los maestros hacen, podemos compararlo con las elecciones, digamos que el pueblo es el maestro, y la pelea es la lucha por la presidencia; el pueblo no hace nada por evitar lo obvio, pero ya que ven las consecuencias que trae consigo no haber hecho nada, harán lo que sea por cambiarlo.

Pero ¿qué ha impulsado estos ataques? Trump no comenzó con este odio interracial, él sólo supo sacar los pensamientos más escondidos de la gente. 

Los americanos presumen mucho sobre su gran democracia, pero poco es lo que saben. La democracia no se trata de violencia, sino de hablar con los demás, expresar ideas y llegar a acuerdos.   Las personas no votaron por Trump, votaron por un candidato que supo decir lo que la mayoría pensaba. Y como bien dijo Obama “Viven en un país libre donde todas las ideas pueden ser expresadas”. Esas ideas han existido siempre y ningún candidato o elecciones son culpables ellos. Su campaña logró llegar a las emociones y de ahí su triunfo.

Definamos a Trump como la persona que se atrevió a dar el primer paso de sacar a la luz las ideas más reprimidas de miles de estadounidenses, lo cual es completamente diferente. Sería una pena darle el crédito de ideologías que provienen de generaciones de siglos atrás.

Tengo la esperanza de que somos mayoría los que rechazamos completamente las ideas del famoso magnate y pensar que lo sucedido fue una falta de interés en la votación. En mi intento por evitar que algo como esto suceda en México,  me dirijo a mi generación, los millennials, que la idea de no votar para expresar descontento es sólo un capricho, al no votar dejan que alguien más tome la decisión por ustedes.

Sonará muy repetitivo pero hasta que no nos hagamos a la idea de que somos quienes realmente pueden cambiar al mundo, este seguirá repitiendo errores que suceden desde los primeros registros del hombre en la tierra. Seamos la diferencia que haga la diferencia.

Otro contenido