José Ramón Cossío se despidió ayer tras cumplir su encargo de 15 años como Ministro de la Suprema Corte y lo hizo con una advertencia sobre el autoritarismo y el reverdecimiento de los “peligrosos nacionalismos”, que significan un riesgo para la democracia y la justicia.

“En esta crisis de la democracia que estamos viviendo, ¿qué le sucede a la justicia constitucional?, creo que la crisis de la democracia está trastocando la imagen general de la justicia constitucional, y esto me parece peligrosísimo”, señaló.

Dijo que la democracia está suponiendo que puede hacerse, desde los órganos de Estado, lo que venga en gana “porque al final de cuentas se tiene un gobierno legítimo y mayoritario”.

Sin embargo, advirtió que la función central de la justicia constitucional es, precisamente, “retener esos intentos”.

En lo que fue su último mensaje como ministro del Tribunal Constitucional, al que llegó en diciembre de 2003, advirtió de la existencia en el mundo de una gran cantidad de procesos complejos.

“Existen nuevos actores, nuevos poderes, existe también autoritarismos, aprovechamientos militares en la historia, una mayor concentración de la riqueza, un mayor capitalismo financiero moviéndose por el mundo, una globalidad cuestionada y, como todos sabemos, un reverdecimiento de los siempre, muy peligrosos, nacionalismos”, agregó en sesión solemne.

Ante los plenos de la Suprema Corte, Consejo de la Judicatura y del Tribunal Electoral, familiares y amigos, el ministro Cossío explicó que es bastante común que hoy en día se diga que estamos pasando un período histórico semejante al periodo de entre guerras.

Señaló que, en muchísimos lugares del mundo, existe la tentación de apoderarse de la justicia constitucional, destruirla y hacer cosas distintas con ella, por lo que dijo:

“Así como la democracia necesita demócratas, una justicia constitucional requiere jueces constitucionales… Si esto no se logra, me parece que la democracia y la justicia constitucional terminarán”, agregó.

FUENTE:ELFINANCIERO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.