El misil antibuque hipersónico ruso Zircón alcanzó este mes la velocidad más alta de la historia de los misiles de crucero. Según fuentes de la agencia TASS cercanas a las pruebas militares, el misil logró volar a una velocidad 8 veces más rápida que la velocidad del sonido, Mach 8, que equivale aproximadamente a 9 mil 800 km/h.

Con un posible alcance de 400 kilómetros, será capaz de cubrir esta distancia en solo 2.5 minutos. Los medios de comunicación occidentales temen que esto vuelva inútil gran parte del potencial militar de la OTAN.

Según The Independent, el sistema Sea Ceptor de la Marina Real solo puede interceptar a los misiles que avanzan a una velocidad de hasta 3 mil 700 km/h.

Tim Ripley, observador militar de la revista Jane’s Defence Weekly, comenta a dw.com que el despliegue del Zircón “reducirá considerablemente el tiempo de reacción que tienen las unidades militares occidentales para poner en marcha sus sistemas de defensa y contraataque”.

El almirante Víktor Chirkov, antiguo comandante de la Armada rusa, ha declarado a los medios de comunicación rusos que en 2020 la Armada rusa planea crear un “grupo de disuasión estratégica no nuclear” equipado con armas de alta precisión y largo alcance. Según el experto, esto significa que el misil Zircón podría desplegarse en los próximos tres años.

Según el experto militar Konstantín Sivkov, la introducción del misil Zircón provocará que las fuerzas de los portaaviones de Estados Unidos se vuelvan más vulnerables frente a los buques rusos equipados con estos misiles.

QUÉ SE SABE DEL ZIRCÓN

Todo lo que se sabe acerca del misil Zircón se basa en los escasos comentarios de los dirigentes rusos, en las filtraciones de los medios de comunicación que no han sido desmentidas por los militares y en los análisis de los expertos de las noticias publicadas por el Ministerio de Defensa.

Diez cosas que quizás no sabías del Tu-22, “asesino de portaaviones”

Según información oficial, el misil se desplegará en 2018 en algunos submarinos y buques de clase grande, que serán modernizados para poder llevar misiles Zircón. También se instalará en el único portaaviones ruso, el Almirante Kuznetsov, una vez finalizada su reconstrucción, en los destructores de clase Líder y en el submarino Husky de quinta generación.

Tanto los destructores Líder como el submarino Husky se encuentran todavía en fase de desarrollo, pero como el misil Zircón se diseñará según la plataforma universal Agat 3S14, que también se utiliza para los misiles de crucero Klub, el nuevo misil podrá desplegarse en cualquier plataforma capaz de albergar su tamaño.

Según el vice primer ministro de Rusia Dmitri Rogozin, que fue el primer alto dirigente que confirmó el hecho de que se estaban llevando a cabo las pruebas del misil, Zircón pertenece a “una generación de armas completamente nueva” y, sin lugar a dudas, “podrá evitar cualquier sistema de defensa antimisiles”.

Dmitri Kórnev, editor de Militaryrrussia.ru, el portal que ofrece el perfil más completo del misil Zircón, comenta a RBTH que, en su opinión, los misiles ya se han lanzado desde un submarino de clase

Fuente: Excélsior/ Rusia Beyond The Headlines.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.