MODERNIZACIÓN DEL TLCAN

OPORTUNIDAD PARA FORTALECER A  LAS INSTITUCIONES Y EL COMBATE A  LA CORRUPCIÓN

La primera ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que concluyó ayer, tras cinco días de trabajos, abrió una oportunidad histórica para lograr acuerdos e impulsar cambios que nos ayuden a construir una Norteamérica más próspera, donde se generen más inversiones y empleos en los tres países socios.

Los empresarios de COPARMEX reconocemos  el desempeño  de la delegación mexicana para buscar acuerdos favorables para nuestro país.

El trabajo coordinado de funcionarios públicos de carrera, legisladores, líderes empresariales y expertos, está rindiendo frutos.

Confiamos que en las rondas que se realizarán en septiembre en México, y en octubre en Canadá y Estados Unidos, así como el trabajo técnico y consultas entre cada ronda, permitan avanzar en la elaboración de textos de negociación que serán llevados a la discusión con los representantes de Estados Unidos de América y de Canadá.

Para México, la modernización del Tratado de Libre Comercio abre una ventana de oportunidad para mejorar la productividad y la competitividad, lo que necesariamente pasa por el fortalecimiento del estado de derecho, y especialmente, por el combate a fondo de la corrupción y la impunidad.

La OCDE ha advertido en su estudio “La Integridad en México” que si ese fenómeno no se atiende con eficacia, será imposible resolver muchos de los otros problemas graves que enfrenta el país, como la desigualdad persistente, y asuntos también graves de seguridad regional, entre otros.

En el marco de la modernización del Tratado de Libre Comercio, debemos reconocer que la corrupción es un problema complejo que se manifiesta en los tres países, pero que debido a su recurrencia y severidad, en México demanda una visión de urgencia y de gran profundidad, para disminuir su recurrencia en las transacciones de los sectores público y privado.

Es preciso reconocer que los niveles de percepción de la corrupción en México son alarmantes.

En el 2016 se deterioró la posición comparativa de México en el mundo,  al caer del sitio 123 de 176 países en la medición de Transparencia Internacional, en comparación con el lugar 103 de 175 países que se tenía en el año 2014.

La asignatura de la ética e integridad empresarial estaba considerada ya en el texto del Tratado de Libre Comercio firmado hace 23 años, pero sin duda, hoy es necesario modernizarlo y profundizar en las disposiciones relativas.

Ello requiere de una gran colaboración entre los sectores público y privado, así como la coordinación de esfuerzos de México, Estados Unidos y Canadá, para establecer cláusulas anticorrupción, que verdaderamente funcionen.

El fenómeno de la corrupción se ha postulado como una preocupación central del gobierno estadounidense, en el marco de la modernización del Tratado de Libre Comercio.

En el documento de los objetivos de ese país para renegociar el TLCAN, se  propone que las empresas mantengan abierta su contabilidad y registros para facilitar la identificación de los pagos de sobornos.

Además, se pide elevar los estándares del código de ética entre los servidores públicos, y también como utilizar herramientas fiscales para desalentar los pagos ilegales.

Como parte de la delegación mexicana en las rondas de negociación del TLCAN, los empresarios de COPARMEX aportaremos nuestra experiencia ante instituciones nacionales e internacionales para combatir la corrupción.

Aprovecharemos nuestra experiencia en organismos internacionales, como el BIAC -brazo empresarial de la OCDE-, donde participamos en el Comité Anticorrupción, así como con en la Organización de Estados Americanos (OEA),  a través del Mecanismo de Seguimiento a la  Convención Anticorrupción.

Para México, la modernización del capítulo anticorrupción en el TLCAN, puede ser un gran avance en la cruzada nacional  que estamos realizando para combatir la corrupción y la impunidad, y que se ha tenido avances sustanciales con la construcción institucional del Sistema Nacional Anticorrupción y los Sistemas Estatales correlativos.

Los compromisos que se asuman por México en materia de combate a la corrupción y en transparencia, y que se inserten en el texto renovado del TLC, que sea finalmente aprobado por el Senado Mexicano, tomarán junto con la Constitución General de la República, el más alto nivel del sistema legal mexicano, por encima de otras normas federales y locales.

Para COPARMEX, la integración duradera y creciente de Norteamérica, no se reduce a disposiciones arancelarias y de libre flujo de capitales, mercancías y servicios.

El fortalecimiento de esta alianza, debe aspirar a un desarrollo institucional homogéneo, y al fortalecimiento del estado de derecho, con leyes modernas e instituciones confiables, para hacerlas valer de manera consistentes en toda la mega región.

El avance constante en estas dimensiones, comercio libre  y fortalecimiento institucional, conducirá a un desarrollo compartido y sustentable, que paulatinamente genere niveles comparables de bienestar en los tres países.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.