Por Manuel Herrera Vega, Presidente de CONCAMIN

Durante el primer trimestre del año se nos han presentado múltiples desafíos, que los mexicanos ya estamos afrontando con dedicación, unión y creatividad. Dificultades que enfrenta nuestra nación, como la depreciación de nuestra moneda, el incremento en las tasas de interés y el impacto asociado con las alzas en los precios de los energéticos, han generado incertidumbre y una gran presión sobre nuestra economía, pero también han desencadenado una ola de confianza en México y el talento de los mexicanos.

Los industriales de CONCAMIN apostamos por proyectos como el B2B Nacional Tercer Encuentro de Negocios, que llevaremos a cabo el próximo mes de junio, en conjunto con el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, y el cual  busca aumentar el contenido nacional de la industria de exportación a través de la proveeduría de empresas mexicanas.

Para nosotros es muy clara la calidad de lo hecho en México, y confiamos en que el encadenamiento productivo es una de las mejores respuestas para reactivar al mercado interno en el corto y largo plazos. Con esta tercera edición de nuestro B2B, queremos lograr que un mayor número de empresas proveedoras nacionales cubran la demanda de empresas tractoras.

Y es que existen grandes oportunidades para el encadenamiento productivo en diversos sectores, sólo se requieren estrategias debidamente enfocadas que identifiquen la demanda susceptible de ser sustituida por productos nacionales en los sectores público y privado.

Una muestra de la gran confianza que los industriales tenemos en los productos hechos en México es que, hasta hace unos días, la demanda negociable inscrita para este encuentro de negocios es de 90 empresas tractoras con 686 requerimientos, con una demanda consolidada de más de 4 mil millones de dólares en diversos insumos que pueden ser cubiertos por empresas nacionales.

Muy de la mano de estos encuentros de negocios, con la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información y la colaboración de la Secretaría de Economía, continuamos impulsando el uso de la Plataforma Digital CAPIM -Cadena de Proveedores de la Industria en México-, que integra más de 10 mil empresas proveedoras con operaciones en México, capaces de suministrar a diversos sectores de la industria.

Gracias a CAPIM se ha vinculado un importante número de proveedores con empresas tractoras de múltiples sectores productivos, que representaron más de 4,900 millones de dólares en 2016 y 700 millones en lo que va de 2017, generando así relaciones comerciales entre los eslabones de la cadena productiva, impulsando con ello la unidad y fortaleza de la industria mexicana.

Ante las adversidades y la incertidumbre generada por diversos factores que ejercen presión en la producción mexicana, éste es el momento para trabajar e invertir en nuestro país y llevar la calidad, talento y creatividad de los mexicanos a diversos mercados mundiales, así como aumentar el contenido nacional también en nuestro mercado de consumo.

Con acciones como éstas, los industriales mexicanos unidos promovemos una mayor generación de empleos, aprovechamiento de nuestras ventajas competitivas, y un crecimiento integral de la economía e industria mexicana en beneficio de toda la sociedad.

Los industriales creemos en México, por eso creamos en México.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.