El Congreso de la Unión apenas arrancó operaciones y ya se notan algunas grietas en Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador. Las fisuras morenistas comenzaron en el Senado, cuando Ricardo Monreal y Martí Batres pelearon por la coordinación de su bancada. La situación se repitió en San Lázaro, Mario Delgado y Dolores Padierna también se batieron en duelo para coordinar a los diputados morenos. Pero ese solo fue el preludio de otras batallas en el Palacio Legislativo, pues Porfirio Muñoz Ledo tuvo enfrentamientos verbales con Gerardo Fernández Noroña. La cosa no paró ahí, una grieta kilométrica se abrió desde la sede nacional de Morena hasta Morelos, debido al intercambio de acusaciones entre Yeidckol Polevnsky y Cuauhtémoc Blanco.

Guerra por las bancadas, ¿quién se impuso?
En los días previos al inicio de las sesiones en el Congreso, trascendió que Ricardo Monreal sería el coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado. Sin embargo, Martí Batres, quien también aspiraba al cargo, emprendió una operación para conseguir el apoyo de algunos de sus correligionarios y tambaleó por unos días el liderazgo de Monreal. Al final, tuvieron que negociar, Monreal fue palomeado por AMLO y se quedó con la coordinación; mientras que Batres fue colocado en la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara Alta.

No es la primera vez que Monreal y Batres pelean por un puesto, ambos participaron en la contienda interna de Morena por la candidatura a la Jefatura de Gobierno de Ciudad de México, que al final de cuentas fue para Claudia Sheinbaum.

En la Cámara de Diputados la lucha por la coordinación de la fracción morenista se dio entre los exsenadores Mario Delgado y Dolores Padierna. Él obtuvo su curul gracias a que fue postulado por el PT, pero siempre ha sido cercano a López Obrador. Ella renunció al PRD hace unos meses para sumarse a Morena, aunque su esposo René Bejarano es allegado a AMLO. Para definir al ganador se hizo una votación entre los diputados morenistas, pero desde antes ya se perfilaba que el puesto sería para Delgado. A Padierna le dieron la vicepresidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro.

Así que la operación política de Morena para impulsar los proyectos de Andrés Manuel López Obrador en el Congreso, quedó en manos de Monreal y Delgado.

FUENTE: POLÍTICO.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.