Una nueva polémica ha desatado la construcción de una palapa en playa Delfines, cuya certificación Blue Flag la hace una de las mejores, además de ser el marco que miles de turistas  se llevan durante su visita a Cancún, justo ahí se encuentra el parador fotográfico de este destino turístico.

Ambientalistas, sectores y sociedad, ya han levantado la voz en torno a la concesión otorgada a Ciaran Daniel Long Méndez, según el expediente 1275/QROO/2013, de la Secretaría de Recursos Naturales y Medio Ambiente (Semarnat), responsable de haber emitido el permiso para la instalación de un área de servicios sobre la duna costera.

En el famoso “Mirador” de Cancún se pueden observar las obras, que por cierto llevan un importante avance ya que contará con servicio de masajes, baños, venta de alimentos, renta de camastros, equipo para deportes acuáticos y una torre para salvavidas.

Hasta ahora la autoridad municipal ha reiterado que dicha concesión corresponde a la autoridad federal. Eduardo Mariscal, director de Zofemat, adelantó que el ayuntamiento buscará detener la construcción debido a la ubicación en que se encuentra y que contraviene a las políticas públicas y ambientales.

La palapa que abarca 8 metro lineales, tiene impacto porque se ubica sobre la duna costera, pero además en caso de un fenómeno hidrometeorológico, la afectación a los arenales será irreversible.

Por ello, la autoridad ha insistido en la necesidad de verificar en qué condiciones fue otorgada la concesión, que una vez más pone en tela de juicio la forma y el fondo en que se habría dado por parte de la Semarnat.

¿Sería este un nuevo caso de corrupción dadas las condiciones ambientales?, ¿Hasta dónde llegará la autoridad municipal para detenerlo?

Sin duda habrá que seguir de cerca el caso que hoy atrae nuevamente la atención, porque no sería nada nuevo que la autoridad responsable de preservar y garantizar el cuidado del medio ambiente aplique una de las suyas. Q. Roo ha sido ejemplo de muchos casos de corrupción, porque como dijo Jaume Perich,  “en muchas empresas el silencio no es oro, el silencio es un sobre”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.