El hombre sospechoso de colocar paquetes bomba en serie, en el Estado de Texas, Estados Unidos, murió en la madrugada de este miércoles tras detonar un explosivo dentro de su vehículo cuando agentes de la policía lo tenían rodeado.

Brian Manley, el jefe de la Policía de Austin, indicó que sus fuerzas, junto a los agentes del FBI, lograron ubicar al sospechoso, un hombre blanco de 24 años del que aún se desconoce la identidad, en la localidad de Round Rock, al norte de la ciudad capital, y lo enfrentaron en la autopista interestatal 35 tras lo cual detonó el explosivo.

Sin embargo, varios medios indicaron que el nombre del sospechoso sería Mark Anthony Conditt.

Un agente del equipo de fuerzas especiales SWAT disparó al sospechoso luego de que este detonó la bomba dentro de su vehículo, que estaba a unos 32 km de Austin.

La investigación ahora se enfoca en las razones de este joven para enviar paquetes con explosivos. En un principio, se pensó que podía haber una motivación racista, ya que los primeros objetivos fueron hispanos y afroamericanos, pero una de las últimas explosiones afectó a personas de la raza blanca.

Pese a la muerte del sospechoso, las autoridades avisaron de la posibilidad de que aún haya más explosiones.

 

La muerte del sospechoso ocurre tras días de tensión por la explosión de cinco paquetes que dejaron saldo de dos muertos y varios heridos, el último de ellos en una instalación de Fedex cerca de San Antonio.

Así lo localizaron

Los investigadores ampliaron sus esfuerzos tras la detonación de un último paquete en el edificio de Fedex en Schertz y el hallazgo de otro sin explotar.

Ese paquete sin detonar dio las pistas más claras que llevaron a la identificación del sujeto.

Finalmente, las autoridades consiguieron localizar al joven gracias a una combinación de tecnología telefónica, las imágenes de las cámaras de seguridad de FedEx y las búsquedas que él realizó en Google y de las que dejó rastro en su computadora.

 

Sin embargo, cuando estaban esperando por estas unidades, el joven comenzó a alejarse del hotel. En ese momento, las autoridades comenzaron a perseguirlo y poco después se produjo la muerte del sospechoso de 24 años.

 

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.