El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) aseguró que cuenta con indicios suficientes para declarar la muerte de Abú Bakr al Bagdadi, líder del autodenominado Estado Islámico, en la provincia siria de Deir Ezor.

Rami Abdel Rahman, director de la OSDH, señaló que aún ignoran cuándo y cómo murió.

Por su parte sin dar más detalles, el presidente estadounidense Donald Trumpescribió en su cuenta de Twitter la frase “grandes victorias contra el EI”.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.