El presidente Andrés Manuel López Obrador negó tener consigna para vengarse del empresario argentino Carlos Ahumada, quien en 2003 participó en la difusión de los llamados “videoescándalos”.

“No hay consigna para perseguir a nadie. No deben utilizarse las instituciones para dañar a nadie”, dijo en su conferencia de prensa matutina, luego del breve arresto de Ahumada el fin de semana en Argentina.

Un juez argentino ordenó el pasado domingo la inmediata liberación del empresario Carlos Ahumada, quien fuera detenido en el Aeroparque de Buenos Aires.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.