El presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que aquel funcionario que pretenda o intervenga en asuntos electorales serán sancionados.

Lo anterior en relación a que el delegado federal (superdelegado) de Baja California está supuestamente aprovechando su posición para hacer campaña rumbo a las elecciones del 2 de junio.

El presidente aseguró que los delegados estatales solo están facultados para funciones de administración, por lo que no pueden intervenir en asuntos político electorales.

“Y recuerdo que ahora es delito grave el fraude electoral, no hay derecho a finanza”, añadió López Obrador.

 FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.