La paz en México registró un deterioro del 11%, que representó un impacto de 249 mil millones de dólares, debido a que el 2017 fue el año más violento en la historia del país, según el Índice de Paz México 2018.

El informe, que es producido una vez al año por el Instituto de Economía y Paz, indicó que en los últimos dos años la escalada de violencia en México ha alcanzado niveles “históricamente altos” de violencia y homicidio.

En estas elecciones del 2018, las respuestas políticas de todos los candidatos serán importantes para sus perspectivas electorales”, pues  las políticas públicas referentes a la paz y la seguridad desempeñarán un papel central en la determinación de los resultados.

El infome, además detalla que de los 32 estados de la República Mexicana, solo siete mejoraron en paz en 2017, y 25 estados se deterioraron, por lo que la brecha entre el estado más pacífico y el menos pacífico siguió creciendo.

“Yucatán fue el estado más pacífico, seguido por Tlaxcala, Campeche, Coahuila y Chiapas. En 2017, Baja California Sur se clasificó por primera vez como el estado menos pacífico de México, seguido por Guerrero, Baja California, Colima y Zacatecas”, señaló.

“La tasa de delitos violentos, que incluye asaltos, robos y violencia sexual, aumentó un 15%. La violencia doméstica ha aumentado un 32% durante los tres años previos a diciembre de 2017. Es importante destacar que la violencia dentro y fuera del hogar sigue unida, lo que sugiere que los deterioros en la paz, ya sean derivados del crimen organizado u otras dinámicas, están teniendo efectos generalizados”, indicó.

 

El Índice de Paz México 2018 detalló además que el Estado mexicano invierte menos de los requeridos en sus sistema judicial y de seguridad con 1% de su PIB, cifra que representa 60% del promedio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Asimismo, el informe aconseja que dados los altos niveles de violencia, México necesita reducir la corrupción y la impunidad; desarrollar la capacidad institucional junto con la transparencia y la rendición de cuentas, proteger a los jóvenes y los espacios públicos.

Fuente: Agencias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.