La Confederación Internacional de Trabajadores (CIT) coincide con el proyecto de transformación del gobierno Federal, pero no se someterá al presidente Andrés Manuel López Obrador, ni fue creada como una “agencia” del Ejecutivo, aseguró su dirigente, Napoleón Gómez Urrutia.

El controvertido senador por Morena aclaró que se trata de una organización que “nació de abajo”, con comentarios, opiniones diversas y críticas por su interés de participar en el cambio, “porque al fin a uno lo acusan de muchas cosas”.

En su opinión, la idea de una central obrera sometida no le interesa al mandatario “y ya lo ha dicho varias veces: ni tener un sindicato o un líder a modo, que se preste a todas las decisiones que quiera tomar, pero tampoco creo que la Confederación lo haría”.

Aseguró que la CIT será autónoma, independiente, con puntos de vista propios y tendrá enfrente un gobierno democrático, progresista, con el que encontrará muchas coincidencias y sobre las disidencias explicó que se discutirán, analizarán y prevalecerán las mejores ideas que haya.

“Vamos a caminar juntos en muchas cosas, avanzar en todas las coincidencias y en las que creemos que quizá sean riesgos para la democracia sindical, para la libertad, igual las señalaremos y las platicaremos”, prometió.

FUENTE: LÓPEZ DÓRIGA DIGITAL

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.