Por: Gabriela Rojo | Comunicóloga| @GabyRojoMx

Con el anuncio del nuevo billete de 500 pesos que el Banco de México (Banxico) realizó, también se anticipó la emisión de un nuevo billete de 2 mil pesos, una denominación nueva para los mexicanos.

El proceso de diseño y fabricación de una nueva familia de billetes dura en promedio 8 años, el diseño y fabricación de este nuevo billete de 500 pesos comenzó desde el primer semestre de 2016.

Pero ¿por qué se incorporará una nueva cifra? Ya que el billete más alto actualmente es de mil pesos.

Aunque se cambiará toda la familia de billetes que actualmente conocemos, en un periodo de 9 años (2013-2022), finalizando con la emisión del billete de 50 pesos en 2022. Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México, detalló que “incluye un sub proyecto para la denominación de 2000 pesos, ésta sólo se emitirá si se considera que dicho billete se requiere para satisfacer las necesidades de los usuarios.”

Algunos datos de los que sucede en otros países cuando aumentan las denominaciones de sus billetes.
En Argentina en 2014 crearon billetes de 200 y 500, y la memoria de los argentinos está marcada ya que siempre en una inflación fuerte se emitieron billetes de más alta denominación y el dólar disparó su cotización.

PROS Y CONTRAS DE CREAR BILLETES CON MAYOR DENOMINACIÓN.

Pros:

• Se abarata la emisión de una X cantidad de dinero, porque es preciso gastar menos papel, tinta y varios gastos asociados.

• Se abaratan los costos asociados al transporte de grandes sumas de efectivo, aunque esto puede ser una contra, sobre todo si están asociadas a actividades ilegales.

• Para las personas, es más fácil llevar el dinero de una compra de un electrodoméstico o un auto, sin que se adviertan grandes bultos, con menor riesgo de seguridad.

Contras:

• Favorece las actividades ilegales que mueven efectivo (sobre todo narcotráfico).

• Genera trabas en los pequeños comercios (tiendas – taxis) que no dispondrán de cambio para billetes de alta denominación.

• Psicológicamente, aumenta la percepción de que la economía está atravesando una crisis y que la moneda ha perdido valor.

• Adicionalmente, reduce el bienestar de quien cobra su salario en billetes de alta denominación, toda vez que al gastar el dinero le agrega el trago amargo de tener que cambiar un billete grande.

• Se tiene programado que en el segundo semestre de 2019 y 2020, respectivamente, sean puestos en circulación los billetes correspondientes a las denominaciones de 200 y 1,000 pesos.

• El billete de 200 pesos hará referencia a la Independencia, con las figuras de Miguel Hidalgo y José María Morelos en el anverso; mientras que su reverso ilustrará el ecosistema de matorrales y desiertos, con el patrimonio de la Reserva El Pinacate y Gran Desierto del Altar, y el Águila Real.

• Por su parte, el billete de 1,000 pesos aludirá a la Revolución Mexicana, con Francisco I. Madero, Carmen Serdán y Hermila Galindo en su anverso, mientras que en el reverso contarán con una representación del sistema de selvas húmedas, el patrimonio de la antigua ciudad maya Calakmul y el jaguar.

• Por lo que respecta al de 2,000 mil pesos, por el momento, se desconoce el diseño que tendrá.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.