Autoridades judiciales mexicanas están investigando al expresidente Enrique Peña Nieto como parte del posible caso de corrupción en el que fue señalado el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, dijo un alto funcionario judicial mexicano al Wall Street Journal.

“La fiscalía general (Fiscalía General de la República) tiene pruebas de que la corrupción de Lozoya en a Agronitrogenados y Odebrecht alcanza el nivel más alto del gobierno, dijo el alto funcionario, refiriéndose a Peña Nieto”.

“La extradición y posible confesión de Lozoya son elementos que junto con las investigaciones en curso decidirán si el expresidente es acusado en el futuro”, afirmó.

La investigación en torno al expresidente es parte del caso contra Lozoya, quien fue arrestado en España la semana pasada y está la espera de una audiencia sobre la solicitud de México para su extradición.

Emilio Lozoya es acusado de recibir millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y la siderúrgica mexicana Altos Hornos.

Investigadores del Gobierno de México, de acuerdo con Wall Street Journal, informaron que Odebrecht pagó 9 millones de dólares a Lozoya para asegurar los contratos de Pemex cuando él tenía un alto cargo (encargo de asuntos internacionales) en la campaña de Enrique Peña Nieto en 2012.

El diario estadounidense refiere que si Enrique Peña Nieto estuviera imputado, sería la primera vez que un presidente mexicano enfrente cargos de corrupción ante la justicia. “En cualquier caso, es poco probable que los cargos se den en el corto plazo, ya que tan sólo la extradición de Lozoya podría tardar varios meses”, refiere.

FUENTE: ELFINANCIERO.COM.MX

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.